¡Ay madre! ¡Qué vuelvo a divagar sobre el fútbol!

Publicado: 07/03/2013 en Divagaciones
Etiquetas:, , , ,

De perdidos al río… y que conste que no soy yo de agua dulce, si no cangrejo de mar. Pero ya que he empezado a contaros mis desamores con el fútbol, voy seguir un poquito más en esta semana taaaaaaaaaaaaan emocionante y damos por zanjado el tema ¿Vale?

Os contaba que no puedo concentrarme en los partidos y es que mi desinterés se basa en que soy un cangrejo muy racional y lo que no tiene lógica, me cuesta procesarlo. Y el fútbol, lógica, no tiene ninguna.

Fútbol para mujeres

Vamos a ver. Se trata de una profesión en la que por “jugar” ganas un montón de pasta. Si te dedicas a esto eres un “jugador“… Así va España como va. Y luego criticamos Eurovegas…

Son equipos de 11 personas -hombres, casi siempre, claro-, vestidas con unos absurdos pantalones cortos, que más bien parecen calzoncillos de los de antaño y todos igualitos, menos uno, que es el portero. Éste, es el más cabal de todos –modo ironía on-, se pone precisamente donde todos tiran la pelota… Me vais a  perdonar, pero mi instinto, cuando ve venir algo, me obliga a quitarme. Pura supervivencia. Lo de este chico es antinatural, así que, si se lesiona, pues que queréis que os diga, se lo ha buscado.

Hay otra persona singular en el campo -o más singular que el resto-: que siempre está por medio, que rara vez le cae bien a nadie y que, para colmo, se viste diferente y toca el pito (no voy a hacer comentarios…) para que todos tengan claro quién es… Demasiado poco le pasa a los árbitros… ¡si se lo están buscando venga a criticar a unos y a otros como si fuesen los reyes del mambo!

La verdad es que sólo he ido una vez a ver un partido en directo, uno de los buenos, me refiero -bueno, un Atlético de Madrid – Zaragoza (o viceversa, que no lo sé)-. Toda una experiencia, lo confieso.

Yo, que ya os he contado que ejerzo de novia como la que más, por darle gusto a mi churri accedí a ir con él un día “al campo”, para que por fin entendiese la pasión del fútbol y pudiese sentir los colores ¿?

Él, sufridor orgulloso, era (es), por supuesto, del Atlético de Madrid. Y quedamos cerquita del “campo”. Yo en mi línea, me puse “monísimadelamuerte” para ver a mi chico, cuando me lo encuentro a él y a todos sus amigos en chándal

¡¡0_0!!

Balón de fútbol– Pero ¿Por qué os habéis vestido así?

– Vamos al campo.

– Pero es al de fútbol ¿no?

– Claro, al Vicente Calderón

– ¿?

– ¿?

– ¿Pero es que tenéis esperanzas de tener que salir a suplir a alguien?

– No, al campo se viene con ropa deportiva.

– Hombre, al campo, al de las flores sí, pero a una grada en medio de Madrid… Y con bufanda con la que está cayendo…

La rara seguía siendo yo, claro.

– Te he traído el bocadillo

– ¿A mi? ¡Si nunca meriendo!

– Ya, pero es que en el descanso -que no intermedio- hay que comerse el bocadillo.

– ¡Ah! ¿Y si no tienes hambre?

– ¿?

– Vale, yo me lo como…

Y así pasamos un control estupendo, después de una cola -fila, María, fila- maravillosa para ir a sentarnos en una grada desde donde los jugadores parecían los muñecos de un futbolín.

¡Y comienza la emoción!

Los de abajo -los jugadores, me refiero- empiezan a correr de un lado a otro persiguiendo la pelota, me imagino, porque yo ver, no veía nada. Y la gente a mi alrededor, gente muy normal, a los que ya conocía porque son “los del barrio”, se transforman en iracundos macarras que empiezan a soltar improperios por la boca como si en ello les fuese la vida. Insultos, tacos, gritos… La verdad es que estaba tan alucinada que se me olvidaba mirar al “campo” de vez en cuando para disimular. ¡Aquello era digno de un estudio sociológico! Susi, tan mona y comedida como yo creía que era gritaba:

– Hijo de p… , hijo de p… ¿por qué no te vas a tu p… casa a tocarle el c… a tu p… madre?

Y cosas similares…

¡¡0_0!!

De pronto, mi chico me da un codazo y me da el bocadillo.

– Venga, cómetelo.

– Si no tengo hambre.

Es el descanso, hay que comerse el bocadillo.

Ok, pues a comer se ha dicho… Y alguien me pasa una bota de vino que yo a su vez paso al siguiente por si tiene truco lo de beber en el campo también y meto la pata. Todos comentan esas jugadas taaaaaaaan emocionantes ¿? pitido del árbitro y nuevo codazo.

– ¿Qué haces? venga guarda el bocadillo.

– Si no he terminado.

– Ya, pero se ha acabado el descanso.

No lo verbalizo pero pienso “¿y a mi qué? si yo no pienso salir a jugar”. Pero calladita estoy taaaan mona, que guardo el bocata, ya que le había cogido el gusto. ¡Y a otra cosa mariposa!

Momento pipas. Creo que al final me voy a arriesgar con la bota de vino, que si no a esto no sobrevivo.

¡Y venga a cantar! Por que, para ser justos, en el “campo”, pajaritos no se oye ninguno, al menos en este campo, pero hay unas pantallas gigantes para apoyar a los aficionados más infieles- los otros ya se las saben-, en las que van poniendo a modo de karaoke las letras de todas las canciones. ¡Para que nadie se quede sin cantar! La temática es un poco monótona, ya os imagináis: que si somos los mejores, que si vamos a ganar, que si como ésta afición no hay ninguna, fulanito vete a casa… pero oye, muy divertido todos cantando como si en ello les fuese la vida (a lo mejor por eso no podía terminar el bocadillo, para poder cantar a pleno pulmón).

Y pasadas tres millones de canciones, muchos “¡uys!” -es el Atleti- y un sólo gol -con el que todo el mundo se abraza como si les acabase de tocar el gordo de Navidad– el árbitro pita el final del partido -insultos para el árbitro, que parece que ni eso hace bien-, y cada mochuelo a su olivo como borreguillos.

– ¿Bueno, que? ¿A que es flipante?

¡Cualquiera dice que no con el grado de agresividad que es capaz de alcanzar “la afición” sólo por que “fulanito” no se la paso a “venganito” o porque al portero el gol le pilló “a por uvas”…

– Jo, sí, la verdad es que es muy diferente a verlo en la tele.

No mentí 😉

PD. ¿Por qué estos tíos tan machos ellos -entre los futbolistas no hay gays, todos lo sabemos- cuando están en el “campo” se dan palmaditas en el culete, besitos y todas esas cosas tan mal vistas en otro contexto?

PD2. Lo que sí me gusta del fútbol: que, a pesar de los momentos tan…. -cada uno que ponga el adjetivo que quiera- que vivimos, hay algo que es capaz de hacer que la gente recupere la ilusión y las ganas de salir a la calle. No todo iba a ser malo ¿no?

Aupa Atleti 😉

Anuncios
comentarios
  1. Aludido dice:

    Pues aquí estoy otra vez… Aludido…
    Varias cositas… Al futbol se va con ropa comoda, vas a estar 2 horas sentado…
    Se come el bocadillo en el descanso porque todo el mundo sabe que el campo te da hambre…
    Y si meten un gol no puedes tener un bocadillo en la mano o en la boca porque no puedes gritar.. por eso se acaba en el descanso (en 15 minutos te da tiempo de sobra…)
    Aupa Atleti!!!!

    • IkramBarcala dice:

      ¡Claaaaaro! Si ya sabía yo que lo de no comer bocadillo durante el tiempo de juego tenía su razonamiento… ¿Las pipas pueden ser consideradas confeti en caso de gol?

      Namaste ¡Ah, no! Aupa Atleti!! Es que me lío con los saludos 😉

  2. Damabel dice:

    Muy bueno!!
    Me recuerda (salvando las distancias) a cuando yo iba a los toros, religiosamente, cada sábado de ferias…. Y eso que no me gustan…. Con todos sus rituales (sombrero, abanico, el jamón, la sandia, la bota de vino….). Ahora ya lo tengo superado, por muy tradición y muy fiesta nacional que sea, no puedo con ese maltrato animal…. Me como el jamón y la sandia en casita!

    • IkramBarcala dice:

      ¡Ains! Es que esa sí que no es mi fiesta. Aunque reconozco, valoro y espero que se conserve la cultura y el argot que rodea al mundo del toro… Pero sin ‘fiesta’.

Y a ti ¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s