Lo típico

Publicado: 26/04/2013 en Divagaciones
Etiquetas:, ,

¿Sabes lo típico que te levantas medio dormida porque llaman a la puerta, abres y es un marciano violeta? Yo tampoco. En la vida me ha pasado semejante cosa, ni creo que realmente le haya pasado a nadie –al menos tantas veces como para que pase a ser algo típico-.

Sin embargo, todos tenemos nuestros tópicos y nuestras muletillas a repetir, que decimos constantemente, aunque a veces no tengan ni sentido.

¡Parece que hubiese un excedente en nuestro baúl de las palabras y las despilfarrásemos sin ton ni son!: Hoy me sobran ¿sabes? y cada frase o media frase repito “¿sabes?”.

Pues no, si lo supiese no me lo estarías contando, digo yo. Y si lo que pretendes es reafirmar lo que dices, te estás poniendo un poco cansino, sobre todo cuando al duodécimo (que no doceavo) ¿sabes? pasas a acortar y empiezas a decirme ¿Saes? con entonación pocholo total.

Pues entre todas esas muletillas que podamos tener, hay dos muy chocantes y repetitivas (bueno tres con el “¿Saes?”) Por una parte el ¿no?” que cansa hasta la saciedad y termina por volverte loco:

– Hoy vienes a comer ¿no?

Esto qué es ¿qué me estás dando una oportunidad para que me arrepienta?  ¿Qué no lo tienes claro?  ¿Qué no te apetece? ¡Dimeeeeeee! ¿Si ya habíamos quedado porque me dices ahora que no?

–          Voy conduciendo por la carretera ¿no? Y entonces se me cala el coche ¿no? Y cuando creía que se iban a poner todos a pitar, arranca sin más ni más ¿saes?

Pues mira, a estas alturas no sé nada de nada. Porque no estaba allí, así que no me preguntes si ibas por la carretera o el camino, y si se cala el coche o lo paras tú porque te da la real gana. ¡Primero me dices que sí, luego que no y después preguntas que si lo sé! Pues como dijo aquel: sólo sé que no sé nada.Soldado romano

– ¿Sabes -“cagüentumadre con el “saes“-  el típico día que vas caminando por la calle y de repente te encuentras un tío vestido de soldado romano?

¡Ay Dios, qué esto si me ha pasado!

Lo habré soñado…

Y la otra muletilla que tiene mucha gracia –y aprovecho para avisar de que es tremendamente contagiosa– es el “el típico”.  Yo creo que se usa para darle importancia a la historia o más bien a lo inverosímil de la historia. A partir de ahora abre las orejas o haz memoria y verás en que situaciones tan estúpidas e increíbles llegamos a utilizar “Lo típico”.

–          ¿Sabes –ya estamos….- el típico día que no para de llover y tú has salido de casa toda mona, vestida de blanco y te pones hasta arriba de agua cuando luego tenías una comida muy importante?

¿De verdad para ti es normal salir de casa toda vestida de blanco, cual virginal novia, un día que amenaza lluvia y luego tienes un evento? Pues háztelo mirar, porque a mí no me pasa. (Ahora este cangrejo corre desesperadamente a tocar madera). En esas ocasiones, uso más el sentido común para conseguir llegar medio decente a la cena. Qué alguna vez me puede pasar, pero de ahí a que se convierta en lo típico…

–          ¿Sabes –y dale con el “saes”….- la típica tía que nunca te saluda y de repente un día está súper simpática?

Pues mira, eso sí me ha pasado, pero yo más que típica la considero gilipollas. O me hablas o no me hablas, a mi no me líes.

Bueno pues nada, ahora te vas a acordar de mí –y a lo mejor de mis ancestros- porque si has leído este post con un poquito de atención va a ser el típico día en el que vas a repetir “lo típico” sin querer, unas ochenta veces. ¿Qué no? Ya me contarás.

¿Cuál es tu muletilla de cabecera? ¿Y la que más te fastidia?
Anuncios
comentarios
  1. Yo hay una muletilla con la que no puedo: “como yo digo”. No me molesta cuando es verdad, cuando va seguida de algo que, efectivamente, solo el hablante dice, pero me pone negro cuando se usa así: “como yo digo, no hay dos sin tres”. ¿Qué es eso de “como YO digo”? ¡Si lo dice tó quisqui, y ni siquiera se te ha ocurrido a ti! Me sublevo, me sublevo.

  2. maijo74 dice:

    Me he reído mucho! La mía es “que te iba a decir”, antes de empezar una conversación, creo que lo hago sin querer para ganar tiempo y ver si mi receptor sigue ahí y me escucha.

    • IkramBarcala dice:

      ¡Me alegro mucho que haya servido para que pases un buen rato!

      La tuya es una muletilla bastante habitual pero ¿de verdad ganas tiempo? Piensa en el poco tiempo que los humanos permanecemos concentrados en algo: Si una web tarda más de cuatro segundos en cargarse, nos desesperamos y pasamos a otra cosa… Yo que tú iba al grano…

      … ¡¿Pero cómo me he atrevido a decir semejante cosa?! ¡Si yo me paso el día divagando! 😉

  3. ¿Sabes que tienes mucha gracia escribiendo? Lo típico, vas leyendo blogs por la red y te encuentras el típico post sobre muletillas, ¿saes? Está bien, ¿no?

    Muletillas, muletillas… A ver que piense… El ¿sabes? a mí también me pone bastante nervioso, igual que el “vale” en una conversación telefónica. Que utilice yo… creo que no soy muy de muletillas. Quizás el “Pues bueno”, que es muy socorrido cuando no sabes qué decir, ¿no? je, je…

    • IkramBarcala dice:

      ¡Pues muchas gracias! ¡Jajajaja!

      Pues creo que tu muletilla pero a la inversa, es decir “Bueno pues”, es una de las más repetidas en TV y radio. ¡Qué se lo digan a Inmaculada Galván (periodista de Telemadrid que era incapaz de iniciar la presentación de cada reportaje sin decirlo)!

      ¡Gracias por tu fidelidad!

Y a ti ¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s