Replica del cuadro de Dalí "Muchacha en la ventana"

Muchacha en la ventana

En esta sección ya sabéis que los lunes comparto algo que a mí me gusta. Con lo que disfruto. Y para esta ocasión he elegido mi cuadro preferido.

No creo que con esta “Muchacha en la ventana” a nadie le descubra nada nuevo, pero a lo mejor es la excusa perfecta para que vuelva a disfrutar de una imagen que, al menos a mí, me trasmite mucha paz.

No os voy a ocultar que soy adicta a Dalí. Qué me encanta su obra y me fascina esa forma que tenía de ponerse el mundo por montera.

La primera vez que fui a Cataluña, tierra que por otra parte me encanta, fue para seguir su rastro. Un poquito de camping por la costa, parada de varios días en Barcelona para patearla a conciencia… pero el objetivo era Cadaqués y Figueres.

Fue un viaje fantástico que mi chico y yo compartimos con otro amigo y la pareja de este en ese momento. Un poco psicópata para mi gusto la muchachita… No lo digo por meterme con ella sin más. De todas sus rarezas, que no fueron pocas, lo que más me molestaba era que tras planificar el viaje siempre sugería que “por qué no nos íbamos a tomar un café en vez de aguantar la cola del Teatro Museo de Figueres”, o “a la playa en vez de ver la Casa Salvador Dalí en Cadaqués -bueno, Port Lligat-“… ¡¡pues porque había recorrido precisamente media España en un coche sin aire acondicionado en pleno agosto para ver todo aquello!!

Sé que no es cruzar Siberia descalzo, pero yo tenía claro por qué había elegido ese destino ese verano y no otro. Menos mal que soy bastante tozuda y al menos yo, fui a ver todo aquello que quería ver.

Vuelvo a la “Muchacha en la ventana”, que me voy por las ramas.

Para mi suerte, este cuadro que tanto me gusta no está en Cataluña, sino en Madrid, en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y aunque al final nunca lo hago, tengo la tranquilidad de que, en cualquier momento, me puedo ir hasta allí y sentarme frente a él el tiempo que quiera… y dejarme llenar de esa sensación de paz que debía tener la hermana de Dalí mientras se asomaba a esa ventana maravillosa y contemplaba el mar. Creo que al final todo se reduce a eso, a poder abrir la ventana y ver el mar.

Como lo del Reina al final no lo hago todas las veces que necesitaría (creo que sería mucho mejor terapia que otras más convencionales que forman parte de mi día a día) yo, por si acaso, he puesto una replica de este cuadro en mi escalera. Y así tengo la sensación de que según voy subiendo y adentrándome en la casa, más cerca estoy de hallar esa ventana al mar.

Ya aviso que este post tendrá segunda e incluso puede que tercera o cuarta parte sobre esa maravillosa Casa de Dalí, Figueres, ese Pubol pendiente, el viaje en barca o que este es uno de los motivos por los que yo, que soy de Castilla, siento que Cataluña también es mía. Y lo siento si hay algún independentista en la sala, pero no pienso renunciar a la parte de ese legado de Dalí que como española me corresponde. Bueno, ni a ese, ni al de la Costa Brava, La Selva, Barcelona, Girona ni nada de nada.

¡Toma ya! Empiezo hablando de un cuadro que me fascina al que nombro casi de refilón y termino con un alegato anti-independentista. ¿Alguien tiene alguna duda de porqué mi blog se llama La inmortalidad del cangrejo?

Pues eso ¡Qué me encanta Dalí y que ya estoy tardando en ir a ver la expo del Reina!

… Continuará 😉

Anuncios
comentarios
  1. […] que parece que había a quien le desagradaba. Ya lo siento. Pero si el lunes pasado hablaba de esa Muchacha en la ventana, en esta ocasión, la protagonista es una de esas […]

  2. Aludido dice:

    Sr. jdfjjp: (a lo mejor es el seudónimo de Gabriel García Márquez, quien sabe),
    me he perdido, tengo que reconocerlo. He leído varias veces tu comentario y no encuentro relación con tus correcciones, contenido del post de Ikram y tu conclusión final.
    “Busca un novio que te escuche (o haz que el actual -si es que lo tienes-) te preste más atención para no tener que ponerte en evidencia en un blog.”
    ¿ponerte en evidencia? , ¿quien se ha puesto en evidencia?. ¿Por una reflexión hecha en voz alta?
    Google ha tardado en buscar 0,18 segundos los resultados de “jdfjjp” , primero quería informarme , antes de contestar. Y no he encontrado nada. Así que con ese nada me quedo. No pierdo mas el tiempo en contestar a nada. Y vaya chasco , pensaba que iba a contestar a un escritor famoso que se esconde bajo un nick difícil de memorizar.
    Búscate un novio , que tu lo necesitas mas…

    • IkramBarcala dice:

      Glup! Aludido de ha mosqueado… La que se ha liado con un cuadro que me transmitía paz… No quiero ni pensar que ocurriría si hubiese sido el Gernika/Guernica …

  3. jdfjjp dice:

    Un cuadro que no has ido a ver, que no está en Cataluña y que por tanto -excepción hecha de su autor- tiene poco que ver con esa región. Viaje, por cierto, en el que destacas las rarezas de un miembro del mismo. ¿Qué de raro tiene querer tomar un café en lugar de hacer cola en un museo? Raro sería saltar y chillar en la cola que citas; ir desnuda por la calle. Preferir tomar un café a una cola de un museo no es una rareza, es una preferencia.

    Te echo una mano para una mejor redacción en tu blog:

    “Sé que no es cruzar Siberia descalzo, pero yo tenía claro por qué había elegido…”.

    “Para mi suerte, este cuadro que tanto me gusta no está en Cataluña sino en Madrid, en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y aunque al final nunca lo hago tengo la tranquilidad de que, en cualquier momento, me puedo ir hasta allí y sentarme frente a él el tiempo que quiera…”.

    Busca un novio que te escuche (o haz que el actual -si es que lo tienes-) te preste más atención para no tener que ponerte en evidencia en un blog.

    … hay que matizar mucho para llegar a un estado de paz.

    • IkramBarcala dice:

      Hola jdfjjp ¿?!

      Realmente creo que es post está hecho con los pies si has entendido que no lo he ido a ver nunca “Muchacha en la ventana” en persona. Quería decir que no voy todo lo que me gustaría o lo que necesitaría, puesto que me trasmite auténtica paz y me cambia el ánimo por completo. ¡Claaaro que lo he visto! Eso y todo lo que he podido en Madrid capital, en las exposiciones itinerantes de la región, en cualquier rincón por el que paso… e incluso pateé París en busca de una pequeña pero maravillosa sala que está en el Barrio de los Pintores y que recomiendo sin dudarlo.

      Siempre que sé de alguna exposición sobre este artista procuro ir a verla por egoísmo propio ¡me encanta! La que no he visitado -todavía- es la que hay ahora mismo en el Reina -que sí la anterior que hubo en este mismo museo- pero espero no tardar en hacerlo.

      Con respecto a lo raro de tomar el café en vez de hacer cola en un museo… Igual “raro” no es la palabra para definir lo que me parece hacer Madrid-Figueres en agosto, en un coche de 12 años, sin aire acondicionado ni dinero para ir por los peajes para ver un museo y luego decidir no entrar por media hora de espera…

      En cualquier caso, gracias por tus aportaciones y “apreciaciones”. Mi chico bien, gracias, un poco resfriado.

      Un beso:

      Ikram

  4. Cualquiera te lleva la contraria… Dalí fue un genio, como otro catalán, Picasso… ah, no, que éste nació en Málaga (ja, ja, apuesto a que ya estabas empezando a teclear…). El arte es universal, propiedad de la humanidad entera, igual que la tierra que pisamos y el mar que admiramos. Lo de las banderas y las reclamaciones territoriales (y aquí incluyo no sólo a los nacionalistas catalanes sino también a los españoles… que yo también sé meterme en jardines) es un invento de los humanos. A mí, por ejemplo, nadie me va a impedir nunca que sienta que me pertenece un trocito del maravilloso Valle de Pineta. Cadaqués es uno de los pueblos más bellos de España. Me encanta pasear por sus calles estrechas y disfrutar del paisaje. Se respira mar, un poco masificado en verano, pero precioso igualmente. Y el museo Dalí de Figueres, evidentemente, es una maravilla. Por cierto, la ex de tu amigo no te caía muy bien, ¿no? ;-p

    • IkramBarcala dice:

      Uy no, llévame la contraria si quieres… De hecho creo que esta vez me la van a llevar y me van a dar caña hasta en el carnet. :/ Igual me lo tengo merecido…

      De acuerdo absolutamente tu reflexión sobre los jardines, digo no, sobre los nacionalismos.

      Y Cadaqués… La pena es que la última vez que fui, caminábamos en procesión pero ¿a quién le voy a recriminar yo que quiera ir a ese pueblo tan bonito? El próximo post sobre el tema prometo extenderme más sobre mis impresiones de la obra y vida del autor que sobré el único aspecto negativo de mi viaje,

      Bss!

Y a ti ¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s