¡Por fin es viernes!

Publicado: 07/06/2013 en Divagaciones
Etiquetas:, , , , ,

Post -it en el que dice:por fin es viernes. SmileHoy es viernes, así que todo el mundo debería estar más contentó que unas pascuas.

Conectas Twitter y el mensaje más leído es

-“¡¡¡¡Por fin es viernes!!!!”

Así, con muchas exclamaciones. Como de estar muy muy contento.

Yo no he conocido a nadie que no le gusten los viernes. Y si lo hay -que de todo hay en la viña del Señor-, seguro que la presión social le impide confesarlo. A ver quien es el guapo que dice :

– “No, a mi lo que me ponen son los lunes, con su vuelta a la rutina y su madrugón”.

Pues bien, a mí, por lo general, me fastidia cuando las cosas te tienen que gustar por narices. Porque a todo el mundo le gusta.

Por ejemplo, en Navidad hago un gran esfuerzo, pero la verdad es que hasta que llegaron los niños me ponían más bien nostálgica. Ahora creo que sobreactúo tanto que término por creérmelo… No, no es cierto. Es que les veo tan entusiasmados que me lo contagian.

Los cumples… Fantásticos todos… menos el mío. No por hacerme vieja, que eso se nota día a día. No es algo que pase de golpe -aunque el comentario más frecuente, y estúpido, es “¿y qué, cómo te sientes con XX?”-. Es que nunca me gustó demasiado.

Se supone que todo el mundo te llama y te felicita. Y tienes una marcha loca y una fiesta que es la pera… Pues bien, soy de principios de agosto y le pilla a todo el mundo preocupado por dónde colocar la sombrilla y con el propósito de olvidarse de relojes y calendarios ¡Y vaya si lo consiguen! ¡Hasta mi madre, que nunca va a la playa ni pone sombrilla!

Ya llevo en mis espaldas el trauma de no poder llevar nunca caramelos a clase. Eso, que tu que eres de octubre o abril no entiendes, me ha dejado marcada de por vida. Estaba esperando a tener hijos para que llevasen los caramelos más ricos del mundo y ahora resulta que eso ya ni se estila (molan más las piscinas de bolas y los hinchables) y encima está prohibido en los coles…. Y ahí sigo yo, con mi trauma sin cicatrizar y sin resarcirme.

Volviendo a los viernes. A mí personalmente, no es que me disgusten, pero no es mi día preferido. No entiendo tanto alboroto.

Para empezar, hay que madrugar igual que el resto de la semana. Los niños y el Sr. Aludido -y yo, claro- acarrean el cansancio de toda la semana con lo cual, están a la que saltan o no pueden con su alma.

Es el día que intentas dejar todo hecho (que dicho sea de paso es imposible) así que, te das una paliza para intentar luego disfrutar del fin de semana y te acuestas molido y con cierta frustración porque obviamente no lo has conseguido…

El súper esta llenó, porque todo el mundo hace lo mismo.

El parking del cole esta lleno porque ese día va papi, mami y si pegan los abuelos a por los niños, pero eso si, cada uno con su coche.

Las carreteras están llenas porque todo el mundo escapa para aprovechar el fin de semana.

¡Hasta el cesto de la ropa está lleno con todo lo que hay pendiente de lavar de esa semana!

Pues nada, que muy bien. ¡Qué feliz viernes a todos, que yo me quedo con los sábados, que por lo menos puedo remolonear en la cama, no hay cole y como el viernes parece que todo quedó solucionado -mentira cochina-, tengo todo el día para disfrutar!

Muack!

Anuncios
comentarios
  1. Hola estimado cangrejo, he descubierto tu blog hace poquito y me río bastante con él!

    Donde yo vivo el viernes es domingo, así que figúrate… de cualquier modo, cuando llega el jueves me alegro un montón, porque tengo poco que hacer en casa (ni niños, ni aludido, si acaso un compañero de piso adicto al trabajo, pero eso es asunto suyo), y los viernes son para mí, bieen… pero el sábado a currar casi siempre.

    Yo soy de mayo y sí, molaba ir repartiendo caramelos como un rey mago de un metro de altura. Pero hay cosas mejores en la vida 😉

    Un saludo!

    • IkramBarcala dice:

      Hola Cronicalibiana!!

      ¡Que alegría tenerte por aquí! Perdona que haya tardado tanto en dar salida a tu comentario pero hice una escapadita al mar y allí no tenía una buena conexión. Habrá que hablar con Zeus!

      Me alegro de que te rías con el blog. Creo que es la mejor compensación a mis delirios cangrejiles.

      Por cierto, aún estoy meditando lo de “el viernes es domingo”… Ósea, que los lunes y martes libras? Creo que me he perdido… Sigo meditando…

      Lo de los caramelos… ¡Eso tenía que ser una pasada!

      ¡Un beso y encantada de tenerte por aquí!

      • Jaja, no me extraña que te pierdas, yo mismo me hago un lío!

        Te explico por si no estabas de guasa: aquí en Libia el domingo no significa nada, porque cristianos no hay, y el día santo es el viernes, así que ese día la gente va más a la mezquita (más aún que entre semana, que ya es decir), las tiendas cierran, etc. Luego viene el sábado, con el que se completa el fin de semana (también es fiesta, pero menos, algunos trabajan y otros no, y las escuelas cierran; es como el sábado en España, pero puesto detrás del domingo y no delante).

        Así, yo libro siempre en viernes, y si mi curro fuera normal, también libraría en sábado, pero mi curro no es normal, así que libro días banduendos (a veces sábado, a veces martes… vivo sin vivir en mí).

        Espero haberte liado todavía más.

        Y sí, te reitero que lo de los caramelos tenía su punto, pero que no era para tanto. Aunque se me ocurre que podías haber hecho como Bea, una de mi clase: un año su cumple cayó en fin de semana, pero aun así nos trajo caramelos al siguiente lunes, y la seño la puso por las nubes. Podías haber llevado caramelos en septiembre, algo cutre, pero nadie habría protestado…

        • IkramBarcala dice:

          No, no iba de coña, además, con lo que a mí me gusta sumergirme en otras culturas creo que voy a ser una adicta a tu blog. Espera que me quite el caos que tengo encima y me lo empollo (puede ser que entonces te fría a preguntas y te arrepientas de haberte pasado por La inmortalidad del cangrejo).

          Lo de los caramelos… Creo que mis padres no eran conscientes de mi frustración. Total, cinco hermanos y todos nacimos en periodo vacacional…

          Muack!

  2. Los viernes no están mal, pero donde esté un sábado… Por cierto, no te hagas la mártir, que yo soy de principio de julio, tampoco pude llevar nunca caramelos al cole y aquí me tienes, feliz como una lombriz (podría estar agarrado a una botella de Soberano hecho un desperdicio humano, pero lo bueno que tienen las redes sociales es que puedes alardear del estado de ánimo que te dé la gana…). En mi caso, que tampoco me gusta mucho eso de hacer lo mismo que todo el mundo porque es lo que toca, nunca he celebrado el día del padre ni de la madre, por ejemplo, ni celebro San Valentín. Ahí está la clave de por qué el consumo privado ha caído en picado… Feliz viernes! Ah, no, que ya es sábado…

    • IkramBarcala dice:

      Uy, yo sí!!! Yo celebro todo eso y más. Por celebrar que no quede!!

      Ahora, me hace gracia eso de que es una fiesta del Corte Inglés. Sí? Todas las fiestas de nuestro calendario? Jodó, pues si que son espabilados!

      En los coles se lleva ahora no celebrarlo “por si alguien no tiene, que no lo pase mal’. Pues a la hora de comer que cierren el comedor y hagan ayuno, que en el mundo hay mucha gente pasando hambre!

      Lo que pasa es que a ti no te afecta lo de los caramelos porque no eres de celebrar, que sino, ya no habría reservas de Soberano!

  3. selah dice:

    Me encanta el viernes!!!!!, también, yo estoy contenta jejejeje

Y a ti ¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s