El lenguaje escrito y sus carencias

Publicado: 21/06/2013 en Divagaciones
Etiquetas:, , , , , , , ,

Me acabo de dar cuenta de que suelo empezar siempre mis post con algo así como “Yo…”, “A mí…” lo que puede resultar bastante chovinista. Pero, si no quiero hablar de los demás, que está muy mal visto, tendré que hablar de mí ¿no?

Toi

Reflexiones a parte, lo voy a hacer una vez más:

Yo, en mis correos, textos, narraciones (sobre todo si son en formato digital) tiendo a abusar de los signos de ¡exclamación!, ¿interrogación?, cursivas, “comillas”, negritas y todo lo que se tercie, colorinchis incluidos. Y, si procede, incluso de los emoticonos 🙂 qué, por otra parte, me encantan -¡y mira que no me hacía tanta gracia en la época de los “Toi” y del Acid House que os recuerdo que son prácticamente los mismo!-. 

Sé que queda demasiado informal en algunos contextos e imposible en otros, pero es que, aún así, aún abusando de ellos, me encuentro con malos entendidos con demasiada frecuencia cuando de lenguaje escrito se trata.

Cada uno lee e interpreta el mensaje con el filtro de su idea preconcebida y del humor con el que esté en ese momento. 

Es verdad que esto también pasa con el lenguaje oral, pero ahí está mi adorado lenguaje no verbal para adornarlo y dar más detalles sobre lo que realmente se dice, contando sin querer hasta lo que no se dice -o no se quiere decir-.

El caso es que, ayer fue la última vez que mandé un correo y me corté de poner emoticonos -¡en qué horita!-, entre otras cosas porque iba con prisa y no me entretuve demasiado en adornar la historia. Historia que, por otra parte, yo creía inofensiva… y que dos horas después estalló en mis narices con un e-mail de vuelta en el que se dejaba patente lo mal que habían sentado mis palabras “no adornadas“.

Emoticonos

Mi sorpresa fue tremenda e intenté convencerme de que mi interlocutor estaba en un mal momento y por eso se lo tomó así.
Ya me conoce…

Utilizo mucho el doble sentido…

Sabe que soy bastante payasa…

Y por otra parte, nuestra relación, hasta ese momento, era excelente -creo-.

Como soy consciente de ser muy impulsiva y las cosas en caliente suelen quemar, me autocensuré y decidí mandar un correo de disculpas explicándome, pero no llamar, por si terminaba de liarla porque de verdad fuese un mal momento.

Pero como no puedo dejar de darle vueltas a las cosas, aquí estoy yo, divagando y mareando la perdiz sin saber cómo está el tema.

Tras mi correo (bueno, 18 horas después, que se dice pronto) recibí un “No te preocupes” que me preocupó bastante. No tenía ningún emoticono, ¡ni ningún signo de exclamación/emoción!, ni nada por el estilo…

emoticono pensando

No sé como leerlo.

Lo estoy ensayando con varias entonaciones, pero no sé si alguna me termina de convencer o al menos de tranquilizar… Así que, amigos, ¡que vivan las Happy Faces, las caritas que lloran de risa y los que hacen pucheritos implorando!  ¡Qué ya lo dice el refrán: ¡Una imagen vale mas que mil palabras!!


PD: Sé que más de uno dirá:

– Hija, pues yo cuando digo “no te preocupes” quiero decir “no te preocupes”. 

Pero más de una pensará:

– Sí claro, ahora me vienes con estas, después de lo que dijiste ayer…

Anuncios
comentarios
  1. IkramBarcala dice:

    Ay Dios! Dices una cosa con palabras y otra el emoticono… 😦

  2. No te preocupes, no pasa nada… :-p

Y a ti ¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s