Divagando con… Almudena Fernández

Publicado: 07/08/2013 en Divagando con...
Etiquetas:, , , , , , , , , ,

Primer martes de mes y ¡¡¡tachan tachan!!!

¡Hoy “Divagamos con…” Almudena Fernández!

mafalda

¡Ahí es “ná”! ¡Toda una osadía por mi parte lo sé! Sólo os diré que el 80% de la culpa de mi adicción a las Redes Sociales la tiene ella. ¡Ahí queda eso!

Community Manager de distintas firmas y autora del blog La maleta de Mumu, Almu lleva ya mucho tiempo siendo una maestra en las redes sociales. Pero como me ha pillado en un día especial, no la he pedido que divague sobre el 2.0 ni nada por el estilo.

Durante un tiempo trabajamos en la misma empresa con tareas que a veces tendían a fusionarse, otras a confundirse y otras a ir contra corriente y desde entonces no hemos perdido el contacto por distintos motivos.

Pero si hay una razón por la que la he invitado a divagar conmigo, es porque es una gran bloguera y además, compartimos edad y nos enfrentamos a un paso grande (y estúpido) en nuestras vidas: ambas vamos a cumplir 40. ¡Lo siento Almu, pero no vale restarse años 😉 !

cuarentañeras

Ahora sé que cumplir 40 no es malo

almu

Pues sí. No sé cómo ha pasado, pero estoy a punto de cumplir 40. No me he dado ni cuenta. Lejos de pensar que esto es un declive, no me siento como si los tuviera. No sé quién decidiría establecer una franja abismal entre los 30 y los 40 como para llamar a los que llegamos a esta edad con esa palabra horrible de “cuarentona” ¿porqué no “cuarentañera”?

¿Os acordáis cuando preguntaban qué quieres ser de mayor? Bien, ya soy mayor. Mamá, papá, ¿qué contestaba yo a esa pregunta? Ni me acuerdo. Pero debo decir que estoy contenta con lo que soy.

¿Cómo se ha portado la vida conmigo? Creo que aquí me voy a quejar un poco. Quedarse viuda con 34 años y dos niños de 7 y 3 años no es precisamente fácil. Es el momento más difícil por el que he pasado. Pero igual que me quejo, debo agradecerle a la vida las personas que me ha puesto en el camino que me ha ayudado a superarlo, y las fuerzas que me ha dado para salir adelante y sobre todo, ver a mis hijos felices.

He cambiado la forma de ver las cosas (seguro que mis padres estarán diciendo “¿Ves? Te lo decíamos”), pero aún sigo manteniendo ese que dicen “espíritu joven” que da las ganas y las fuerzas para seguir. Me quedan muchas cosas por hacer, lugares que visitar, gente que conocer, buenos y malos tragos que pasar, mucho que aprender.

Ahora con 40 que ya sé qué es eso de “relativizar” le doy la importancia justa a cada cosa Bueeeeno vale… a veces que no me cierre una falda es un drama… pero lo acepto y no me desespero. Sé que la felicidad hay que verla en el día a día, en los momentos, aprovechar y disfrutar de lo que se tiene, disfrutarlo así, y valorarlo.

Ahora sé que cuando vienen problemas hay que ser fuerte y sereno para afrontarlos. Mirar atrás y ver que has salvado situaciones que creías imposibles es un gran motivo para celebrar.

Ahora sé que puedo vivir sola, y ser feliz. La soledad es estupenda en su punto justo. Pero también sé que prefiero poder compartir los buenos y malos momentos con alguien. Y también sé que hay que estar para ese “alguien” cuando lo necesite.

Analizando lo que hasta ahora espero sea la mitad de mi vida, creo que de todo lo que he vivido, bueno y malo, he aprendido. Pretendo ser honesta con los demás y conmigo misma, y no desgastar mis energías con quien no merezca la pena.

Ahora, con 40, me queda taaaanto por aprender. que pienso estar aquí al menos otros 40.

Cuarentañera y en proceso de asimilación

avatar cangrejo2Sí, cumplo 40 y desde hace unos días lo repito como un mantra para interiorizarlo y procesarlo.

La verdad es que hace un par de años, cuando le tocó el turno a mi chico he de decir que le resté importancia a todo lo que me decía y me pareció bastante teatrero: que si es una fecha especial, que 40 no se cumplen todos los días (obvio), qué si los amigos queremos hacer un viajecito para celebrarlo… ¡Coño, a Las Vegas no es un viajecito! ¡Lo siento amor, no le dí la importancia que tenía!

¡Ay amigo! ¡Ahora me toca a mi! Y lo llevo…

…Pues la verdad es que hasta hace unos años lo de cumplir no me importaba tanto -ojo, cumplir, que el día de mi cumple nunca me ha gustado nada- por que lo más que me podían decir es “¿Ah sí? ¡Pues no los aparentas para nada! ¿Si estás hecha una cría!”.

Pero las rubias (y sobre todo las cangrejas) tenemos algo en común (el que exteriorice cualquiera de las sandeces que se le vienen a la cabeza con la palabra “rubia” se gana un “unfolllow”) y es que, pasamos de ser unas crías a parecer unas abuelas en cuestión de segundos. Envejecemos de golpe. O al menos esa es la sensación que tengo.

Si para colmo tú intentas mentalizarte de que no pasa nada. Qué sólo es un año más ¿Qué digo? ¡un día más! qué desde ayer con 39 a hoy con 40 sólo hay unas horas de diferencia… pero vas al ginecólogo y te dice: que con tu edad ya hay ciertas pruebas que debes hacerte. Vas al oculista y te empieza a hablar de presbicia. Vas de marcha por Valencia y no hay nadie que ose a darte un flyer de una discoteca (que tengo bien claro que no iba a usar, pero la intención es lo que cuenta)… y así vas sumando detalles… pues creo que igual si es más importante lo de cumplir 40 que lo que de boquilla nos quieren hacer creer.

Para colmo el vocabulario. Pasas de ser xxxñera a xxxtona

¡Pues no me da la gana!

Pienso ser cuarentañera, cincuentañera, sesentañera y así hasta que los de la Real Academia de la Lengua les dé por denunciarme. Qué es un matiz de nada, pero no veas si duele.

Bueno en resumen, que hoy cumplo 40 (¡Gracias! ¡Gracias! Ya me siento felicitada por todos vosotros) y, como ya os conté en otro post, no puedo llevar caramelos al colegio por que es agosto; la mayoría de mis seres queridos me seguirán queriendo un montón, pero no mirarán el calendario (y mira que las alertas de los móviles hacen milagros con las memorias perdidas); y encima tendré que aguantar tres millones de veces lo de:

– ¡40 ya! ¿Y cómo lo llevas?

Mal, lo llevo Mal. ¿Cómo lo llevarías tu? Y para colmo es uno de esos momentos en los que se lleva el hacer balance y ver como ha sido este ultimo año.

Ver tus logros.

El rumbo que lleva tu vida…

Cuando era niña los señores de 40 eran eso, señores. Con autoridad. Vida estable. Casa de vacaciones. Poder adquisitivo. Claridad de ideas y de decisión sobre todos y cada uno de los matices de su vida… Y la verdad, esta no es mi situación.

Me encuentro en un momento en el que la puñetera crisis me invita a reinventarme ¡pero si yo estoy inventadísima! ¡Todo el mundo tenía claro que yo, desde siempre, he sabido lo que quería hacer con mi vida!

No tengo dos casas y a este paso voy a tener que ir como cangrejo ermitaño, buscando la que se deje alguno por ahí.

Para colmo, va una vecina y con su mejor intención, me echa las cartas y las runas y me dice que: me voy a casar (fenomenal, oiga, que esto ya huele a viejo), me voy a divorciar (pues para eso no me caso y me ahorro el pánico escénico, el vestido y el follón que se monta. Si tal, paso directamente al Viaje de Novios y el resto lo obviamos), voy a tener otro hijo (¡a mi edad! Claro, de ahí el divorcio), no voy a encontrar trabajo y me voy a quedar más sola que la una.

Fantástico ¿no? Te da una energía para seguir hacia delante apabullante! ¡Gracias Lau, la intención es lo que cuenta, lo sé, pero la próxima vez me mientes porfi!

En definitiva, la vida no es como la pensé. Ni mejor ni peor (bueno, tengo bastante claro en que podría mejorar) pero es muy diferente a lo que imaginaba y para colmo he pestañeado dos veces y se me ha pasado la mitad de mi esperanza de vida estimada… ¡Qué se me ha pasado volando! Así que, como propósito para este año (o década, no sé): disfrutar de cada instante y exprimirlo al máximo, que en dos pestañeos más me planto en los 50 y ahí si que no va a haber quien me aguante!

¿Un trocito de tarta?

Anuncios
comentarios
  1. ¿Felicidades entonces? jeje… A mí me quedan 11 meses para iniciar esa nueva etapa. Pero vamos, que ya hace tiempo que empecé a notar que la juventud no es sólo de espíritu… En cualquier caso, ¿qué más da lo que diga el DNI? Lo importante (topicazo al canto) es sentirse bien con uno mismo y ser capaz de disfrutar con lo que haces, tanto a nivel personal como profesional. Por cierto, acabo de tirarte los cromos del Pokémon de mi hijo y me han salido unos bichos buenísimos, así que: que le den a las runas! 😉 Un besazo!
    Ah, que no se me olvide comentar que me ha encantado el post de Almudena. Felicidades por esa fuerza vital.

  2. Lalu dice:

    FELICIDADES!!!!!, y sí yo soy de las que pienso que cumplir 40 no es el fin del mundo, sería peor no cumplirlos!!!! Es mejor mirar lo que se ha conseguido ( que es mucho) y pensar lo que aún queda por hacer!! Así que ha disfrutar del día, de la familia y del momento!!

    PD: olvida las runas que son sólo piedras con dibujitos y malas instrucciones!!

  3. Lalu dice:

    FELICIDADES!!!!!, y sí yo soy de las que pienso que cumplir 40 no es el fin del mundo, sería peor no cumplirlos!!!! Es mejor mirar lo que se ha conseguido ( que es mucho) y pensar lo que aún queda por hacer!! Así que ha disfrutar del día, de la familia y del momento!!

    PD: olvida las runas que son sólo piedras con dibujitos!!

  4. Juliana dice:

    ¡Gracias por sus divagaciones y feliz cumpleaños para ambas! Seguro que no es fácil asumir los cuarenta pero desde el momento en que se atreven a compartir sus percepciones y sentimientos son muy valientes y valiosas. Saludos!!!

Y a ti ¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s