¿Qué tal ha empezado el otoño? ¿y la semana?

Como ya sabéis, los lunes me gusta compartir con vosotros algo que se ha cruzado en mi camino y me ha gustado. Algo que, de una manera u otra, me ha resultado gratificante. Y entre estas recomendaciones no suelen faltar los libros, que tan buenos momentos me regalan.

En este caso he dudado bastante si recomendarle o no, ya que se trata de un título que, por un lado me ha gustado mucho, pero por otro me ha resultado un poco cansino.

Portada de El monje que vendió su Ferrari de Robin SharmaMe explico. Se trata de “El monje que vendió su Ferrari” de Robin Sharma, que posiblemente muchos de vosotros ya conocéis. Es de esos libros que se catalogan de mil maneras diferentes, pero que a mi me gusta llamar de crecimiento personal.

Empiezo por lo que ha hecho que, pese a todo, este libro esté en mi sección de recomendaciones.

Hay básicamente un motivo: las grandes reflexiones que aporta. Muchas de ellas son grandes obviedades, pero que no viene mal que te las recuerden de vez en cuando.

Seguro que sabes de sobra que es muy recomendable beber, al menos, un litro y medio de agua al día y sin embargo, lo vas dejando y al final bebes lo justo, hasta que alguien te lo vuelve a recordar y te pones las pilas. Pues bien, hay muchas reflexiones con las que sucede algo parecido, siempre en un terreno más emocional o espiritual, claro está.

Un ejemplo que me encanta:

“Cada experiencia, hasta la peor, te brinda una lección”

Pues eso, que en los malos momentos, en vez de sumergirnos en el ciclo de lamentaciones en el que por propia inercia caemos, es más eficaz hacer una lectura de qué es lo que estamos aprendiendo de esa etapa, para tirar para adelante y que no vuelva a suceder.

Hay otras reflexiones que, sin embargo, no me había planteado. Por ejemplo, de la importancia de vivir de la imaginación y no de los recuerdos. Si, es obvio, me convence, pero nunca pensé en ello ni lo trabajé.

No sé, seguro que tú sacas muchas otras lecciones muy positivas.

Otra de las grandes aportaciones son la cadenas de hábitos o procesos que recomienda incorporar a la rutina para conseguir una serenidad (bueno, Robin Sharma habla de una felicidad eterna, pero yo me conformo con la serenidad).

Cuaderno de sueños hecho con decoupage

Se trata de unas cuantas estrategias que te ayudan a lograr una serie de virtudes, como puedan ser el dominio de la mente, conseguir, de forma natural, una mayor disciplina en nuestras vidas o cómo aprender a paladear el presente.

Entre todas esas prácticas o trucos, sin duda, el que más me ha gustado es el crear nuestro propio Cuaderno de sueños -que he aprovechado para hacérmelo yo misma de principio a fin con técnicas de decoupage y así sentirlo más mío aún :)-. El objetivo: clarificar cuales son nuestros verdaderos sueños/deseos para poder emprender el camino que de verdad nos lleva hasta ellos.  

Con respecto al motivo que me disuadía de recomendaros este libro: literariamente es francamente malo. El hilo argumental no se sostiene y a veces dan ganas de mandarle a paseo. Pero me quedo con las grandes reflexiones que aporta y…

 ¡Sí, os lo recomiendo!

Espero que os guste ¿lo conocías ya?

Anuncios
comentarios
  1. […] IkramBarcala on El monje que vendió su Fe… […]

  2. Yo no tengo libretita física, pero voy acumulando en mi cerebro todo tipo de ideas sobre lo que me gustaría hacer. Algunas son bastante peliculeras, pero es lo que tiene dejar volar la imaginación… No he leído ese libro ni ningún otro de los clasificados como de autoayuda o crecimiento personal (bueno, sí, me regalaron un megahit que lo estaba petando titulado ‘La buena suerte’ y me pareció flojo, flojo, flojo y muy, muy infantil). Particularmente, prefiero sacar los consejos de la literatura “tradicional”. Siempre hay algo que aprender de lo que nos cuenta un libro.
    Retomando el tema de la imaginación, me parece fundamental para tener alicientes en la vida. Vivir del recuerdo es muy triste, aunque a veces echemos la vista atrás y podamos sentir nostalgia, pero siempre con la mente llena de retos, proyectos, ideas, sueños…
    Besos!

    • IkramBarcala dice:

      Yo ya me he leído unos cuantos y de todos (o casi), he podido sacar buenas aportaciones. Es que estoy trabajando el ser más optimista y acallar mi yo interior (bueno, algunos pensarán que también tengo que silenciar un poco al exterior, pero ese será otro capítulo) e historias de esas…
      Lo del cuaderno, a parte de que me lo pasé pipa haciéndolo, se supone que es para tener claros tus sueños u objetivos y enfocar tus conductas a conseguirlo. Aún no he escrito nada. Me da un poco de miedo ¿lo puedes creer?

      Besote!

  3. Este libro es verdad que tuvo su boom, pero es de esos libros a los que no me ha interesado mucho acercarme. Ya por lo que dices veo que no me he equivocado. No sé si de libros de autoayuda tengo mayor capacidad de absorción más allá del “Caballero de la armadura oxidada” que me leí en su día y no comprendí del todo, pero por lo menos lo pasé bien leyéndolo. ¡Me gusta tu blog! Vengo desde la recacha. Por cierto, quería decirte que el enlace de tu gravatar para tu blog no funciona bien: he quitado http:/ y entonces he podido llegar. ¡Saludos!

    • IkramBarcala dice:

      Bienvenido!!! Muchas gracias!!!

      Sospecho que con mi blog esta pasando algo raro xq me están dando varios avisos de errores, así que creo que hoy va a tener que pasar por el ‘taller’ también.

      No conozco el ‘Caballero de la armadura oxidada’ ¿merece la pena? A ver si tengo la oportunidad de echarle un vistazo!

      El del monje está muy bien como aportación y reflexión mental, pero la historia en sí está muy mal contada, para que nos vamos a engañar.

      Besote y gracias por pasarte por aquí!!

      • De nada. ¡Gracias a ti! El de “El caballero…” lo recuerdo entretenido. Otro también del estilo del reconocido/amado/odiado Paulo Coelho es “El alquimista”, que ese sí me gustó particularmente. No sé si lo has leído. Nos seguiremos viendo.

        • IkramBarcala dice:

          Sip, El Alquimista lo leí, pero la verdad (y aquí me lloverán tortas) es que no me gustó. Para gustos, colores…

          ¡Besos!

        • Es que a Coelho es para darle de comer aparte. Yo creo que lo leí en una época en que me encontraba más receptivo, más sensible, pero tengo que reconocer que me gustó bastante. No sé si se salvaría de una relectura. ¡Saludos!

  4. Damabel dice:

    Hola cangrejilla….. Hace unos días que no te aporto nada, lo sé, he andado muuuuy liada. Pero esta vez quería pasarme por aquí para decirte que siguiendo unas de tus recomendaciones de libros acabo de leerme “Maldito Karma” y me ha encantado. Hacia tiempo que no devoraba un libro en tan poco tiempo. A decir verdad, hacia tiempo que no era capaz de terminarme ningún libro…..he acabado con la ‘maldición de los libros que no logran engancharme’…así que gracias por la recomendación!
    Mil besos!

    • IkramBarcala dice:

      Cómo me alegro que te haya gustado!!!

      Es divertidísimo pero desde ya te aviso que no te lo vas a poder sacar de la cabeza en mucho tiempo y cuando un insecto te moleste y vayas a matarlo… siempre tendrás la duda de si es tu tatarabuela intentando permanecer a tu lado 😉

      Gracias por compartirlo. Besote!!!!

  5. Ana Iglesias dice:

    Me lo leí antes del verano, y como bien dices, hay muchas cosas que ya sabemos pero que las olvidamos una y otra vez. Creo que el truco está en esforzarse por tener todas, o casi todas, presentes, así que uno de mis planes a corto plazo es extractar todas aquellas frases del libro que contienen las claves del mensaje que intenta transmitir (bien pertrechada de marcador fluorescente, portátil y tiempo para mí), y releérmelas varias veces al mes, a ver si las voy incorporando a mi mollera. ¡Yo también me he hecho con una libreta de los sueños! Y poco a poco voy a ir llenándola con cosas que me gustaría hacer, poseer, o lograr, y mis planes a corto, medio, y largo plazo para conseguirlas. Si no te pones metas, nunca llegarás al objetivo… En cualquier caso, es un libro de lectura fácil que recomiendo a todo el mundo, pues nunca está de más que te refresquen, como comentas, esas cosas que ya sabes pero que nunca recuerdas.

Y a ti ¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s