Al mal tiempo, buena cara

Publicado: 27/09/2013 en Divagaciones
Etiquetas:, , , , , , , , ,

Sonrisa dibujada en la arenaEl lunes pasado os recomendaba un libro de estos de crecimiento personal que terminé hace cerca de un mes “El monje que vendió su Ferrari y que me dejó un sabor de boca agridulce, pero que me ha hecho recordar importantes premisas de conducta.

Y hoy, cuatro días después, me he dado cuenta de que, sin saberlo, hay otro más antiguo y muuuuuuucho más conocido, que estoy poniendo en práctica o al menos intentándolo, de forma inconsciente. Se trata de El Secreto: Qué presione la quinta estrellita todo el que haya oído hablar de él ( ¿no cuela?).

Pues bien, en un día gris plomizo como el de hoy, en el que ni siquiera se me permite estar “el viernes al sol“, estoy yo aquí, contestando a mi amigo Benjamín Recacha y poniéndole tareas por romper la línea de buenrollismo con la que quiero impregnar yo mi blog (si, lo sé, los Relatos últimamente me están quedando un poco tétricos, pero es que la musa se me ha metido a chunga).

Pues eso, que estoy intentando buscar el lado bueno de las cosas, emitir sonrisas para recibir sonrisas, pensar en positivo para que las fuerzas de la Naturaleza confabulen en mi favor y demás, es decir, haciendo un esfuerzo sobrehumano para no cortarme las venas en tiritas finas y no hay manera. ¡Qué me lo están poniendo muy difícil, jolines!

Yo, por naturaleza era una persona bastante pesimista, que se ahoga en un baso de agua y que de cualquier cosita hace un mundo… Pero ahora, estas actitudes las estoy trabajando con intensidad. smile

Ahora, la vida -vamos, la edad- (y esas lecturas tan clarificadoras) me están enseñando a relativizar los acontecimientos. Por eso, cada mañana, me coloco yo mi mejor sonrisa nada más despertarme -antes incluso de ponerme las lentillas o tomarme un té- y… ¡creo que me dura unos 10 segundos!

En este caso son niñerias (y nunca mejor dicho). En mi casa soy la única que conoce el significado de “no hay tiempo“, “date prisa” o “no llegamos“, pero bueno, son gajes del oficio. No le demos importancia. ¡Vamos a colocarnos de nuevo la sonrisa y a contagiar al mundo exterior! 

Pero es que, sales a la calle y, si yo voy con la hora pegada, el resto está desquiciado. Padres que te hacen auténticas “pirulas” en la puerta del cole -mientras tú continúas sonriendo, claro está-. Niños que cruzan por donde no deben, dejándote con el corazón en un puñola sonrisa es ya un rictus de pánico-, nuevas zanjas, vallas y socavones que, como sonrías mucho y achines los ojos te comes sin remedio…

Y tras esto, la conexión con el mundo real. ¡Qué os voy a contar! Ni periódicos, ni radio ni televisión te dan tregua para intentar permanecer con un mínimo de ánimo. 

Revisas el correo y… Más de lo mismo. 

Suena el teléfono y lo coges apresurada pensando en que algún buen amigo se apiade de tu mañana y te recuerde que “la vida es bella”. Peeeeero, como son amigos, que no superhérores, no pueden evadirse de la realidad que se respira y claro, tampoco están para muchas fiestas.

El buzón paso de abrirlo. Todos sabemos que lo único que llegan ya son facturas, notificaciones de la Comunidad de Vecinos y ¡Sorpresa! ¡El catálogo de IKEA! ¡Cómo estarán las cosas para que, en vez de tener que mendigarlo, como pasaba hace no tanto tiempo, te lo manden a casa, de forma gratuita, en un reparto masivo…

Pues si los de IKEA están así y esto no cambia, ya pueden los de Coca Cola ir cambiando su famoso eslogan de “La chispa de la vida

En definitiva, que ser optimista y vitalista, y tener buen rollo, y pensar en positivo y todo eso está muy bien, pero o tú mismo lo relativizas o igual terminas con una camisa de fuerzas

Aun así, vamos a hacer todo un esfuerzo por mantenernos con el ánimo alto ¿vale? Aunque sólo sea porque así todos  estamos más guapos 😉

Muack!

Anuncios
comentarios
  1. Eso, tú ponme deberes… Me están entrando unas ganas de probar una sopita de cangrejo…
    Vivan las sonrisas pese a las zanjas, las facturas y los catálogos de IKEA!
    Voy a ver si tengo la cazuela a punto…

  2. IkramBarcala dice:

    ¡Gracias, pero creo que me voy a tomar unas vacaciones con ese to de libros, la verdad!

    Por cierto, me parece fantástico eso de que regales sonrisas. ¡¡Dudo que parezcas una gilipollas!! Ahí va la mía 😀

    MUACK!

  3. Lilith dice:

    Me ha gustado mucho tu entrada. Y mira, sin saberlo yo también practico eso de El secreto” Acabé hasta las narices de los libros de autoayuda si quieres alguno te lo paso. Y siempre, siempre regalo sonrisas. Aunque parezca gilipollas yo sonrío! Un abrazo!

Y a ti ¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s