Mi cabecita, esa gran desconocida

Publicado: 22/10/2013 en Divagaciones
Etiquetas:

sala antigua

Es curioso. Llevaba dos años (realmente más de 24 meses, casi 36, que se dice pronto) esperando esta noticia. Por fin hoy ha llegado. Sin embargo, mi reacción me supera a mi misma. 

Primero, cuando me he enterado, sencillamente me he puesto como un flan. Osea ¿he estado tranquilísima durante todo el proceso, sin inmutarme, como si no fuese conmigo la historia y ahora que ya está hecho el “trabajo sucio” es cuando me da por temblar? Pues no le veo yo mucho el sentido.

No sé si es para prepararme inconscientemente por si las cosas no salían bien o porque realmente no podía salir peor parada de lo que ya estaba, con lo cual, todo sólo podía ir a mejor. 

Hasta ahí todo bien. Pero mi segunda reacción ha sido ponerme a llorar. Sí, a moco tendido. Con angustia y desconsuelo.

Esto ha sido cuando el lado malo de la historia (toda historia, por buena que sea, tiene un lado malo) se ha evidenciado. ¡Pero no era novedad! Lo he sabido desde el principio. 

Pues aquí estoy yo, celebrando mi gran noticia agarrada a un clinex. ¿Hay quien entienda algo?

Anuncios
comentarios
  1. Damabel dice:

    Jo, me alegro un montón, aunque todo tiene su lado bueno y malo….. Pero hay que intentar sacar el bueno….. Un abrazo!

  2. IkramBarcala dice:

    ¡Muchas gracias “Amigo virutal”. Sé que te alegras de corazón y tu post me ha emocionado.

    Es un conflicto entre mi “yo profesional” y mi “yo familiar”. Bueno, más que un conflicto entre ellos, es un conflicto con esta sociedad que no les deja convivir en paz y armonía. Pero es una buena noticia, claro que sí. Aunque seguiré sin perder la esperanza de que mis dos 50% puedan desarrollarse juntos.

    Besazos!

  3. Imagino que la reacción es consecuencia de la tensión acumulada durante tanto tiempo. Aunque a ti te pareciera que estabas muy tranquila, hasta que no ha llegado la buena noticia (porque es buena, ¿no?) no te has dado cuenta de lo mucho que habías estado “tragando”. Me alegro muchísimo. Te lo mereces. Piensa en que el lado malo también tiene sus aspectos positivos. Vas a poder leer y escribir muuuuucho… ¡¡¡Un besazo!!!

    • Por cierto, no tiene nada que ver, pero lo que yo no entiendo es por qué desde ayer no aparecen los botones de compartir en facebook y twitter en mi navegador (uso Mozilla). Pensaba que era cosa de mi blog, pero veo que no, que aquí tampoco salen. Los misterios de internet…

Y a ti ¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s