Obsesiva compulsiva

Publicado: 25/10/2013 en Divagaciones
Etiquetas:, , , , , , ,

No está muy bien esto pero, me voy a autodiagnosticar: ¡soy obsesiva compulsiva!

¡Qué nadie se alarme! Por que, por lo menos hasta la fecha, todas mis obsesiones son pacificas, e incluso productivas diría yo. Lo que pasa es que cuando me da por una cosa, me da fuerte. 

Me dio por la bici, las manualidades, la lectura, el yoga, el blog -ya he conseguido normalizar mi relación con él y con las redes sociales, creo-, hasta hubo un tiempo que me dejaron una Thermomix y me dio por cocinar a diestro y siniestro. Este caso fue tremendamente preocupante, por que mi relación con la cocina es bastante tensa y parecía que realmente me había poseído el espíritu de Ratatouille (se nota que me gustó la peli ¿verdad?)

Ahora mi obsesión es el ganchillo. Sí, eso de coser con una aguja con la punta retorcida.

No, no me ha dado por hacer tapetes para encima del televisor (es que ahora son planos, las teles digo, y yo creo que es para acabar con la horrible costumbre de poner encima los dichosos tapetes con las sevillanas de plástico y las replicas de toros cuajados de banderillas).

lanaA mí me ha dado por los bolsos, las bufandas, los gorros… Cosas prácticas que, dicho sea de paso, se suele hacer con dos agujas y no a ganchillo. Pero es que, con mi pequeño Lucas, no meto yo en casa dos armas tan peligrosas, ni de broma. Ya es bastante peligroso cuando va desarmando para tentar a la suerte. 

Y lo malo no es que me de por el ganchillo, que ya ves tú, con el frío que hace en esta zona nos va a venir de miedo. Es que vivo todo el día pensando en dónde estará mi aguja…

Me he vuelto compradora compulsiva de lanas y me ha provocado una tara mental -espero que reversible- que me hace ver todo, con su versión en ganchillo. Desde una caja, hasta un portalápices, pasando por un bolso para los pañales del bebé de mi amiga, una pulsera, unas zapatillas…

Y la otra faceta preocupante de mi estado es que como llegó, se va. Me explico. Mi amiga Lalu, la responsable de todo esto, empezó a darnos unas nociones -a otra amiga y a mí-. Nos regaló unas agujas, unos ovillos de lana y se armó de paciencia en la piscina (mes de agosto, claro) para ir corrigiendo nuestros desastres y nuestras malas posturas. La gente que nos rodeaba, directamente, alucinaba, y nos miraban como a marcianos verdes (y no me extraña, la verdad). ¡Sólo superamos nuestro propio récord de audiencia el día que nos pusimos con las cartas del tarot y con las runas en medio del césped a desvelar el futuro de cada una de nosotras!

Pues eso, esta paciente amiga se fue ganado el cielo a base de luchar con nuestra incompetencia, hasta que un día, me levanté y, como si fuera un milagro, de repente sabía hacer ganchillo perfectamente, a una velocidad nada despreciable y con mucha mañana. 

El cambio fue de la noche al día y en consecuencia hice dos bolsos; una funda para el móvil; una bufanda cerrada y un gorro (con flor incluida) para mi niña; una bufanda cerrada para alguien que pronto se llevará un sorpresa; un fulard para mí… ¡Y ya tengo lana para otras tres bufandas!

Lo malo es que, igual que parece que ese Don para hacer ganchillo llegó de golpe y porrazo, ahora tengo la sensación de que ha desaparecido. . Si normalmente me salía una bufanda en una tarde, a lo sumo dos, esta vez me he tirado una semana para hacer otra igual, en otros colores y con un resultado bastante más decepcionante. Eso sí, después de hacerla y deshacerla siete veces.

¿Estaré perdiendo el Don?

Espero que no, pero por si acaso, tengo sin estrenar dos madejas de azul marino, dos de crudo y una de fucsia

Las dejaría a buen precio “/

Anuncios
comentarios
  1. Chojesús dice:

    Cuidadito con eso. Mi suegra tuvo un arrebato de esos hace un par de años. Tiene solucionado sus regalos de cumplaños para, por lo menos, un siglo. A mí, que ya verás en Canarias qué falta hacen, me ha regalado unas veinte bufandas, un bolsita para el móvil ¡color rosa! y unos doce calzoncillos. jeje
    Tú sigue, y después te vas al rastrillo.
    Feliz noche!

  2. Jajaja! No sé si habrás perdido el don, pero desde luego el de escribir relatos desternillantes lo conservas intacto. Que vivan el ganchillo… y Ratatouille! Oye, sí que hacéis cosas raras en ese jardín. Da mucho juego, ¿no? Desde búsqueda comunitaria de microlentillas hasta adivinación del futuro… Venga, ya tienes tema para otro post, jeje… Un besazo!

    • IkramBarcala dice:

      Bueno, es que si cuento lo de las cartas y las runas yo creo que mi blog dejaría de ser apto para todos los públicos y de “obsesiva compulsiva” pasaría a “chalada sin remedio”, ¿verdad Lalu? Es fue una gran tarde, jajajaja!

      Por cierto, anoche hice media bufanda blanca mientras veía un capítulo de una serie 😉

      Besazos amigo virutal!

  3. guillergalo dice:

    Te has normalizado y con tus hilos me tiene enredado, me has atrapado con tu tejido de palabras

  4. Lalu dice:

    Dices que ha desaparecido el don!!! No, lo que pasa es que tu velocidad se ha normalizado!!! Porque seamos sinceros lo otro no era normal!! Espero que eso signifique que has empezado a dormir!!!
    Ah!! Y de paciencia nada lo que pasa que yo de profesor tengo poco y además mis alumnas eran muy rápidas!!

  5. No te amarges Ikram, lo que pasa es que necesitas motivaciones nuevas, desafíos estimulantes y en general una inyección de ansia viva sin gota conocimiento en tu vicio; ¿has pensado en hacer un cangrejo de ganchillo? ¿Una funda para el coche (completo y con huecos para puertas, parabrisas y rueda)? ¿Un disfraz de Batman para Lucas?

    Espero ser de ayuda, besos libianos.

    P.D: Ratatouille mola mil!

    • IkramBarcala dice:

      Pero qué sorpresa! Chiquillo, qué últimamente nos tienes con mono de Crónicas!!

      Lo de la funda del coche me parece genial!! Aunque igual ensayo con el patinete del peque, para ir aprendiendo a calcular la lana 😉 Eso, si recupero mi maña, xq ha sido como un hechizo: de pronto las bufandas de hacen solas, de pronto no sé ni hacer una cadeneta…

      Tres hurras por Ratatouille!!

Y a ti ¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s