@IkramBarcala

@IkramBarcala

Este post es simplemente, para agradecer su ayuda a alguien que, casi con toda seguridad, nunca lo leerá. Pero ¿qué le voy a hacer? En momentos de desesperación, cuando pides ayuda y alguien te la da pese a ser lo último que tenía en sus planes, no le dices “Por cierto, luego léete mi blog que te voy a dedicar un post”

Y como la ayuda, precisamente en este caso, consistía en ayudarme a encontrar el camino -pero no una callecita que no aparecía en un mapa, si no, el camino correcto en un infinito entramado de circunvalaciones y scalextrics y chupar kilómetros y kilómetros para ayudarme a encontrar el camino cuando ya estaba exhausta y absolutamente desesperada-, pues no se dónde encontrarle para decirle: “Gracias, llegué bien”.

¡Y ya me gustaría! porque estoy absolutamente segura de que este “ángel de la guarda” prestará mañana más atención de lo habitual ante cualquier noticia de accidentes de tráfico o puede ser que ésta noche esté inquieto pensando si llegué o no.

Y como no puedo dárselo a él, te doy las gracias a tí, por que seguramente, alguna vez hayas sido ese “buen samaritano” o tal vez hasta ahora no, pero a lo mejor este post te haga pensártelo un poquito la próxima vez que te pidan ayuda y esa persona no pueda agradecértelo después. Así que: ¡Gracias! Porque, aunque parezca que hoy en día cada uno vamos a lo nuestro, siempre encuentras a gente buena en el camino.

Anuncios
comentarios
  1. […] 60 minutos infernales que empezaron a ver la salida al otro lado del túnel cuando encontré a ese buen samaritano que nunca podrá saber cuanto se lo […]

  2. Respondiendo a la pregunta que aparece sobre el recuadro de mi comentario: me parece que sí, que el camino está repleto de gente buena. Individualmente es mucho más fácil encontrar a personas dispuestas a echar una mano, a mover el culo, que como colectivo. Misterios de la naturaleza humana… ¡Me alegro de que encontraras el camino y de que hayas regresado para contarlo! Un abrazo!

    • IkramBarcala dice:

      Muchas gracias Benjamín, la pesadilla que viví ayer merece otro post más sosegado. De momento quería buscar el lado positivo.

      Sí, realmente como individuos hay mucha gente buena. Colectivamente yo creo que nos paraliza la desconfianza, la inseguridad.

      Bss!

Y a ti ¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s