¿Dispara que qué?

Publicado: 10/03/2014 en Esas cosas que me gustan
Etiquetas:, , ,

Dispara que yo ya estoy muertoCuando estudie la carrera, la asignatura de Relaciones Internacionales, me la dió un profesor de origen palestino. Creí que al fin sabría cuál es realmente el problema que hay entre palestinos e israelitas. Sus clases, desde luego no estaban bañadas de objetividad, pero es que además, eran bastante malas, en ese tema y en cualquier otro. Así que seguí con el mismo descocierto que ya tenía.

Con el transcurso de los años, he seguido atónita con lo que quiera que sea que motiva esa locura. No lo entiendo. No me cabe en la cabeza y al final todo se traduce en muertes y más muertes. Inseguridad. Atraso. Terror. Resignación. Dolor.

Acabo de terminar el libro de Julia Navarro, Dispara que yo ya estoy muerto y, aunque en principio el título me pareceía un sinsentido, ahora entiendo que es imposible elegir uno mejor. No puedo juzgar su seriedad histórica (aunque tampoco tengo duda de ella) pero, lo que es cierto es que este libro, además de atraparme desde el minuto cero, me ha obligado a ponerme en la piel y sentir en lo más hondo, una serie de sucesos históricos tan vergonzosos, que no sé como después de todo eso nos podemos seguir considerando seres racionales.

El libro es duro. Muy duro. Pero no hay nada gratuito ni morboso en su redacción. Es, simple y llanamente una realidad que no debemos olvidar y que no debe de dejar de dolernos para… ¿Evitar que se repita, iba a escribir? Lo cierto es que se repite, se sigue repitiendo miles de veces por todo el planeta y no aprendemos la lección.

Sra Navarro, felicidades por su libro y salude a sus personajes de mi parte. Hace dos días que terminé el libro y los extraño a cada minuto. Tanto, que aún no he empezado ninguna otra lectura. Sigo con mi periodo de duelo poslectura.

Anuncios
comentarios
  1. María dice:

    Hola Ikram,
    Suscribo punto, por punto, todo lo que dices del libro.
    Lo curioso es que me ha pasado como a ti. Cuando lo he acabado, me han entrado ganas de ir a encontrarlos porque los echaba de menos.
    Un abrazo y voy a tu correo…

  2. grojol dice:

    Se ve que el apartado de las risas se te (nos) resiste un poco. Pero la realidad es muy tozuda… y tampoco es cosa de fingir con risas postizas. Mi primer post se tituló “Acabo de darme cuenta de que estoy muerto”, y con él pretendía echar unas risas… ¡Qué difícil es!
    Anoto el libro para mis próximas lecturas.
    Un abrazo… y una sonrisa

  3. cristinafra dice:

    Lo estoy leyendo y a diferencia de los otros libros de la autora, este me ha costado al principio por la sueltas que le daba para decir algo. Ahora en el tramo que estoy, esta muy interesante y no puedo dar una conclusión hasta llegar al final.
    Me alegra ver que te ha gustado, eso me hace pensar que voy por buen camino.
    Un fuerte abrazo
    Cristina

    • IkramBarcala dice:

      Creo que es un libro que realmente merece la pena. Es muy largo y tiene momentos muy muy duros pero es un baño de realidad que no te dejará indiferente. Tu que aún estás en ello, saluda a Ezequiel de mi parte… Bss!!

Y a ti ¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s