Otra vez 11M

Publicado: 11/03/2014 en Divagaciones
Etiquetas:, , ,

Otra vez 11 M. Y ya van diez.

Esa fecha está grabada en mi mente, en nuestras mentes, con fuego. Y creo nunca pasará sin que volvamos a recordar cada uno dónde estábamos ese día, en el momento justo en el que recibíamos la noticia de las explosiones de los trenes de Madrid.

Yo en concreto, en el trabajo.

Una de las obligaciones de mi puesto, era estar muy atenta a los teletipos de las agencias de información para mantener a mis superiores informados de la actualidad que nos pudiese afectar. Por temática, este tipo de noticias no eran de las que debía seguir, pero lo cierto es que me engulleron. No pidieron permiso para entrar en mi vida ni me dieron opción de ignorarlas.

Aunque hubiese querido, no hubiese podido apartarme de la pantalla del ordenador que escupía una y otra vez datos más y más horribles.image

Las llamadas de familiares se agolpaban para saber como estaba. Las líneas se saturaban. Los teletipos se sucedían con informaciones confusas y en mi cabeza sólo había cabida para dos exclamaciones “¡Dios mío, ¿qué es esto?” y “Madita ETA“, hasta que una llamada me hizo tener una visión aún más horrible. Era una prima mía que llamaba desde Londres y que me dijo sorprendida “Pues aquí han dicho que es Al-qaeda“. 

Vivir con ese enemigo silencioso y terrible que es ETA, era insoportable ¡¿pero dos monstruos acechándonos así?! Era mucho más de lo que podía asimilar. Siempre creí que éramos demasiado insignificantes como para que organizaciones así, reparasen en nuestra existencia.

Y mientras, se sucedían las bombas. Y los muertos y heridos crecían sin parar. Y mi sensación de pena, de desolación, de pavor… Y todo ello unido a un sentimiento de impotencia.

Tan sólo a unos 500 metros crecía una cola improvisada de donantes de sangre. Voluntarios corrían en todos los sentidos para ayudar de cualquier forma. Y yo, obligada a estar pegada a la pantalla.

Lo que me pedía el cuerpo de verdad era salir corriendo para ver con mis propios ojos que todo eso era real y ponerme a abrazar a la gente y a dejarme abrazar…

Y esa estupefacción y horror dura hasta el día de hoy.

Hay distintas asociaciones de “víctimas del terrorismo” que, ese día, comprendí que dejaban a demasiada gente fuera. Porque a partir de ese 11M yo también me considero víctima del terrorismo.

Evidentemente no pido para mi ninguna ayuda, ni condecoración, ni nada por el estilo. Pero es verdad que, desde ese maldito jueves, mi vida no ha sido lo mismo. Y montar en un tren, pasar por Atocha, ver una mochila sin dueño y tantos otros detalles llevan para mi la sombra del 11 M implícita. ¡Y yo lo viví todo encerrada en un despacho! No puedo imaginar como es la realidad para todos aquellos que, desde aquella fecha, cuentan con una silla vacía a la hora de comer. Con una cama de dueño ausente. Con unos besos que no llegan y una sonrisa que ya no les acompaña…

Anuncios
comentarios
  1. bellezacorazon dice:

    espero que te guste y estoy contenta y te lo regalo para ti
    http://bellezadecorazon.wordpress.com/2014/03/14/yo-soy-parte-de-la-familia-de-wordpress/

  2. cristinafra dice:

    Duro muy duro y lo peor es que algunos utilizan estas cosas para llevarte hacia sus ideas y olvidar lo real, manipular.
    Un fuerte abrazo
    Cristina

  3. grojol dice:

    Desde ese día -y ya van más de 3650- es un poco más difícil, para mí, sentir orgullo de ser humano. El mismo día, como jefe de estudios de un centro público, habilité un espacio para que toda la Comunidad pudiera expresar sus sentimientos… entonces confirmé que hay dos clases de humanos: los verdugos y las víctimas. (Mi contribución fue el poema que está como “botón de muestra” del Libro de poemas que aparece en mi “aspirante a loco”)
    Un abrazo

    • IkramBarcala dice:

      Me parece una propuesta inmejorable. Vivimos en una sociedad que nos obliga a enlatar nuestros pensamientos y eso, no es sano. ¡Y menos es caso como este!

      Un beso

  4. Me pasa como a ti. Pienso en esas personas que todavía no entienden por qué esa maldad irracional, qué se conseguía segando la vida a tantísima gente cuyo único delito era intentar ganarse la vida. Porque en aquellos trenes iba básicamente gente humilde… Como siempre, como en tantísimos lugares olvidados del planeta, la gente sencilla, trabajadora, inocente, acaba pagando las consecuencias de la locura que parece dominar a la humanidad.
    Y si mezquinos fueron los atentados, tanto o más lo fueron quienes jugaron con los sentimientos de las personas para asignárselos al enemigo común, al que les venía bien para volver a ganar las elecciones. La gestión informativa del 11-M fue probablemente el episodio más negro y vergonzoso en la historia del periodismo contemporáneo.
    Mi abrazo más sincero para todas esas víctimas injustas, incluida tú, por supuesto.

Y a ti ¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s