Hay varios post que tengo pendientes, pero me cuesta publicar. Por un lado, tengo la idea, el sentimiento. Pero por otro, hay un ‘resquemor’, un sentimiento de rabia, que me impide sentarme a escribir compatibilizando la sinceridad con el huir de la autocompasión o el convertirme en una ‘persona tóxica‘.

Pero hoy me he decidido a romper esta barrera para destruir este muro que me detiene y así poder/intentar continuar con la siguiente partida del juego. Pasar página y comenzar una nueva etapa.

El origen de todo esto está en el trabajo, cómo no.

imageEl pasado 8 de agosto, 2 días después de mi cumple -no soy de las que lo llevan bien, pero fue un día maravilloso– me tocaba cogerme vacaciones. Como os podéis imaginar fue una locura de jornada para conseguir dejar mil cosas preparadas para que el lunes mi compañera me tomase el relevo con lo todo en marcha. Sin marrones e incluso trabajo adelantado para hacerle menos duro el aterrizaje.

Y en pleno abismo me encontraba yo, cuando me llamó por teléfono uno de los socios de la agencia para verme en su despacho. No cogí ni el portátil, ni un mal boli. Ya sabía a lo que iba.

– Ikram, no tengo buenas noticias.

Sin sorpresas a bordo. Dos días antes habían despedido a otra persona sin que nadie supiese la causa. Desapareció con un austero mensaje de despedida que nos dejaba muy clara su sorpresa y su enfado.

Aguanté estoicamente lo que considero un discurso preparado, carente de verdad y de sentimiento alguno. Cinismo en estado puro: “Hemos luchado mucho por ti pero es que el cliente… Los últimos días han sido muy duros… Sabemos que te has esforzado mucho y tienes que sentirte muy orgullosa e ir con la cabeza bien alta… Sabes como es Cristina y que te lo estaba poniendo muy difícil y no queremos que te siga machacando…” Mentiras.

Esas dos personas que ahora me acariciaban el lomo simplemente por tranquilizar sus conciencias no me dieron nunca ni una mínima oportunidad. Así lo sentí cada día y con ese sentimiento me debería haber ido a mi casa, si no fuese por mi maldita costumbre de intentar entenderlo todo ¿Para qué pregunté? ¿Para oír más mentiras que al final me hicieron derrumbarme de pura rabia?

Ni siquiera pude salir de allí con dignidad. La ventaja es que, como eligieron un viernes a última hora y justo antes de vacaciones para hacerme salir por la puerta de atrás, casi nadie notó la existencia de un nuevo cadáver laboral y sólo unos pocos fueron conscientes de mi derrumbe.

Ahora estoy en lo que se supone que iban a ser mis vacaciones, aunque realmente es el inicio de otra etapa de desempleo, ya que, han sido tan ruines que han hecho efectivo el despido ese mismo día, sin incluir mis vacaciones, por lo que yo, además, tengo que modificar mis planes de esas más que merecidas semanas de descanso, para formalizar mi nueva situación laboral ¡Gracias señores, ustedes sí que lo saben hacer bien!

imagePero como he dicho, este post es sólo para sacar toda esa rabia que tengo dentro y poder (intentar) pasar página. Sé que no me va a resultar fácil. Acabo de repasar las fotos de mi iPhone y al ver las de la oficina, las de los viajes hechos, los pantallazos de las situaciones de crisis, los congresos y ferias… ha sido inevitable tener que hacer frente a muchos fantasmas que están ahí: la ilusión con la que empecé, la gente maravillosa que he conocido, la cantidad de hipócritas a los que saludaba cada mañana sin saberlo, lo que he aprendido, las humillaciones que he tenido que aguantar, las mentes maravillosas con las que he tenido la oportunidad de trabajar… Tantas cucharadas de cal y de arena que aún no he podido digerir.

Ahora, toca extraer lo positivo. Ahogar lo negativo para que no me reste más energía. Alimentar esas relaciones sinceras que han surgido y… Pasar página. Lo malo es que el inicio del siguiente capítulo ya me lo sé. Es muy largo y no me gusta. Pero si no sigo leyendo mi libro vital, no sabré si la historia merece la pena de verdad ¿no?

Anuncios
comentarios
  1. cristinafra dice:

    He estado desconectado estos meses de los blogs y una entrada tuya me a hecho mirar atrás en tus escritos. Siento mucho por lo que has tenido que pasar y el tiempo de incertidumbre al que te enfrentas, pero hay algo positivo en ello, sales de ese mundo hipócrita que tenías que aguantar y sales con una experiencia que te servirá para encontrar otra oportunidad de trabajo y lo más positivo, durante este tiempo de tránsito podrás disfrutar de tus hijos y de su tiempo.
    No decaigas cuando se cierra una puerta se habré una gran ventana y esa luz es la que tienes que seguir.
    Mucho ánimo y te mandó un abrazo muy fuerte y mucha energía. Besitos
    Cristina

    • IkramBarcala dice:

      Muchísimas gracias Cristina,

      La verdad es que a día de hoy me siento bastante liberada, aunque no te voy a engañar, hay muchísimas cosas que echo de menos y muchas cosas que están pasando, fruto del trabajo que realicé, y en las que me encantaría haber podido participar.

      El futuro sigue siendo gris y no hay nada que me haga pensar que la situación va a cambiar a medio plazo. No es pesimismo, es la ducha de realismo que me da la búsqueda activa de empleo.

      Sin embargo, me siento en paz y tranquila. Esperando (sin parar ni un minuto, claro está) a que llegue mi turno.

      Muchos besos y muchas gracias!

  2. Crissanta dice:

    Siento mucho enterarme de esto, Ikram. Espero sea el comienzo de una etapa de aprendizaje que aunque duro, te sirva de mucho en la vida. Te deseo todo lo mejor. Y ya el karma le caerá a estas personas despiadadas. Un beso.

    • IkramBarcala dice:

      Gracias Crissanta!

      La verdad, me da igual lo que sea de sus vidas mientras desaparezcan de la mía. ¡Ya hicieron bastante destrozo!

      Por otro lado, si soy objetiva, esta relación laboral me hacía más mal que bien, aunque emocional y económicamente necesite trabajar…

      Un beso!

  3. El final de un ciclo y el comienzo de otro.
    No creo que algo que te pueda escribir aquí pueda servirte de consuelo, una situación como esta es demasiado compleja y profunda para apaciguarla con 4 frases, lo se, como casi todos, por experiencia.
    Solo me atrevo a insistirte en algo que me consta que ya sabes: ahora y durante un tiempo tendrás la ocasión de Vivir la Vida, en vez de pasar por ella. Se que parece un tópico, pero no lo es. Y vale la pena.
    Ánimo, y adelante, Cangrejo, y sigue escribiendo para que podamos seguirte leyendo.

  4. Damabel dice:

    Jobar, como bien dices, qué ruines…. Mucho ánimo, que esto también pasará porque tú vales mucho y esos no se han dado cuenta de ello porque son unos auténticos zjkjftkjptptzzpjkffpbronazos…… A pasar página, pero sigue contándonos cosas como hasta ahora, no nos prives tus estupendos post.
    Un besazo!!

  5. Lalu dice:

    Es una vergüenza de tantas otras y aún que esto en los últimas días lo habrás escuchado muchas veces, espero de corazón que no dejes que te derrumbe porque desde luego te llegarán muchas y mejores oportunidades.

    Un abrazo muy muy fuerte.

    • IkramBarcala dice:

      ¡Muchas gracias Lalu! Aquí estoy lista para formar parte de esas nuevas oportunidades, aunque las dos sabemos que nuestra sociedad está denostando tanto al trabajador, que serlo y con dignidad, es casi un hito histórico. Besotes!

  6. Tú vales mucho. No dejes que unos cafres te hagan dudar de ello. Saldrás adelante, no me cabe la menor duda. Un fuerte abrazo, y todos los que hagan falta.

    • IkramBarcala dice:

      Mil gracias Benjamín. Dicen que estas cosas te hacen fuerte… Yo no lo vivo así, pero seguro que también saco muchas cosas positivas de esta vivencia. Besotes mil!

Y a ti ¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s