Yedra de cinco puntas en otoño Me gusta el otoño. Es la conclusión a la que he llegado en los últimos días.

Ya sé que no va a cambiar el ritmo de la vida, ni a solucionar mi problema de desempleo, pero realmente es un descubrimiento bastante significativo para mí. 

Hasta el momento, el final del verano, la llegada del frío, los días más cortos y la vuelta a la rutina… me hacían caer en lo que tenemos en llamar “síndrome postvacacional” y más cuando, como es en este caso, tras las vacaciones lo único que me esperaba era la incertidumbre, la carrera de fondo que supone buscar trabajo sin decaer y la falta de un proyecto ilusionante a la vista, 

Este fue el intento de reconciliación con este periodo que hice hace un año. 

Muy al contrario de lo que me ha pasado en otras ocasiones, estoy bastante tranquila (para lo que soy yo), sigo persistente en mi búsqueda, estoy encantada de guardar la ropa de verano y sacar amorosos jerséis que me protejan del mundo exterior y, por supuesto, aprovechando al máximo el tiempo que paso al lado de mis niños

No sé si es madurez, que el tratamiento de choque está haciendo efecto o yoqueséque, pero lo cierto es que el otoño “este año” es una estación en la que la Naturaleza nos ofrece lo mejor de sí: los colores más sorprendentes, los atardeceres más espectaculares y alguna que otra delicia culinaria de la que me veo incapaz de prescindir ¿Alguien tiene níscalos para mi?

Así que, como con demasiada frecuencia os cuento mis penas, esta vez os regalo un post con entusiasmo que espero que sea muy muy contagioso ¡y sin vacuna posible!

¿Has visto lo precioso que está el campo en estas fechas?  

Anuncios
comentarios
  1. Todas las épocas del año tienen su encanto, y más si vives cerca de la naturaleza. Pasear por el campo es un regalo para los sentidos haga frío o calor. Me alegro de tu alegría. 🙂

    • IkramBarcala dice:

      ¡Gracias Benjamín!

      La verdad es que más que alegría es una sensación de paz, que igual es más importante por que ayuda a relativizar y además, me temo que la alegría o la felicidad es más efímera. En cualquier caso para mí es todo un triunfo y espero que se os contagie a todos, que la verdad es que hay demasiadas “circunstancias” intentando rompernos el sosiego.

      ¡Besos!

      Por cierto ¡quiero una foto otoñal de Pineta! 😉

  2. María dice:

    Hola Ikram.
    Contenta por tu estado de ánimo y me uno a ti en esa vista del otoño tan bonita.
    Este año, por aquí es de muchos níscalos, pero me han dicho que las lluvias y la humedad han hecho estragos. ¡Una pena!
    Muchos besetes…

    • IkramBarcala dice:

      Gracias María, seguiré buscando mis níscalos que hacen que el otoño sepa mejor. De momento hoy me regalaron un montón de granadas. Creo que el otoño es rojo No?

      Besos!!!

Y a ti ¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s