Archivos de la categoría ‘De todo un poco’


20140421-081042.jpg

Hoy es lunes y aunque, en muchos sitios aún es fiesta, en muchos otros supone la vuelta a la rutina.

Para unos y para otros, mi pensamiento positivo del lunes es tomar aire con el pensamiento puesto en todo lo positivo de estos días de descanso. Desde lo más espiritual a ese gesto banal que nos arranco esa sonrisa, y aprovechar toda la fuerza que los buenos momentos nos dan para hacer frente a los momentos más duros de la rutina.

¡A disfrutar del lunes!

Mi equilibrio

Publicado: 14/04/2014 en De todo un poco
Etiquetas:, , ,

20140414-002823.jpgHoy es lunes y estoy de vacaciones. Falta me hacía. Las últimas semanas han sido muy muy duras en el trabajo y eso repercute en el resto de mi vida. No debería ser así, pero hoy por hoy es inevitable.

Hoy es lunes y como cada lunes (que puedo) os quiero contagiar con algo que a mi me hace feliz. En este caso el mar.

Me da equilibrio. Me relaja. Me da fuerza para tirar ‘pa lante’.

Ya os lo he contado en alguna ocasión pero es que me sigue impresionando como hay ciertas cosas que me aportan tanto. El mar, los violines…
Os dejo una imagen de mi paz. Da igual que de fondo se escuchen las olas del mar o mis hijos jugando. El mar me de da vida.


20140317-004931.jpg

Desde hace una semana, por fin, en casi toda España luce el sol (olvídate del sentido figurado. Si nos ponemos metafóricos estamos en medio de una tormenta de alerta amarilla, como mínimo). Ya me fui por las ramas… ¡Sorry!

Decía que parece que por fin ha llegado el buen tiempo a nuestro país y seguro que más de uno ha aprovechado para disfrutar del aire libre.

Si no es así ¡corre!

– La vitamina D es esencial en nuestras vidas.
– Mirar de lejos (sentido real y figurado) mejora la salud de nuestros ojos (nuevamente sentido real y figurado).
– El campo, la Naturaleza, el aire libre, nos ayuda a desconectar y seguro que una escapadita te vendrá bien (por muy alérgico que seas).

… Y cientos y cientos de motivos más.

Sé que es lunes y posiblemente la rutina y los “tengo que” hayan secuestrado tu vida pero, a la mínima oportunidad ¡disfruta del aire libre y la Naturaleza!

¡Feliz semana!


imageLa semana pasada se cumplió un aniversario muy muy especial: mi hija cumplió nueve años.

Como os podéis imaginar, con lo que yo soy, está celebrado y más que celebrado (y lo que te rondaré morena). Pero es que, ese día además, el 22 de enero de 2005, yo cumplía mi objetivo vital. El sueño de toda mi vida: ser madre.

Desde enana supe cual sería mi profesión. Pero desde más pequeña aún, supe que, si hay algo que quería en esta vida, era ser madre.

No fue una llamada de la Naturaleza. Ni que el cuerpo me lo pidiese. Sencillamente, siempre lo quise y lo tuve muy muy claro.

Por supuesto respeto a quien no haya sentido ese deseo. Pero si hay algo que me produce mucha lástima es, toda esa gente que no encuentra el momento. Y aún más, aquellos que quieren, pero no pueden ver colmado ese deseo. ¡No quiero ni pensar en lo desdichada que me sentiría yo!

Pero no voy a lamentarme por algo que, gracias a Dios, no ha pasado. Así que, suena bastante chovinista pero, ya podéis felicitarme ¡hace nueve años que cumplí mi mayor deseo! (Y tuve la fortuna de repetir hace tres) y encima con los hijos más maravillosos del mundo. ¿Se puede tener más suerte?


imageMe gusta, me encanta y os lo recomiendo.

Hace tan sólo seis meses, una amiga me contagió el gusanillo por el ganchillo (lo sé, suena a antiguo, pero está más de moda de lo que crees y además -y lo más importante- me encanta y relaja muchísimo).

Pues eso que, a pesar del poco tiempo que llevo, soy una auténtica fan del ganchillo.

No hago tapetes para el sofá, ni para encima de la tele (que por otra parte, es una dimensión que ya no existe) si no fulars, bufandas, cuellos de lana, gorros, bolsos… y ahora me he embarcado en un jersey. 

Es una actividad productiva; doblemente placentera (por que disfruto haciéndolo y luego regalando lo que he hecho); que te puede llevar tanto a la reflexión, como a la inhibición absoluta, según te lo plantees. Y que estimula la creatividad (¡y activa la economia, por que no sabéis los metros y metros de lana que he comprado yo los últimos meses!).

Así que, aquí os lo dejo, entre mis recomendaciones de lunes lunero, para disfrutar con las pequeñas cosas.

¡Feliz semana! 

image


Lunes: día de compartir cosas que me gusta.

Yo pasé años y años jugando con ellos (aunque eran de mis hermanos porque era de “chicos”, ya se sabe). Y ahora es el juguete preferido de mis hijos.

De la niña y del niño.

De la de 8 y del de 3.

Por delante de Mosters, Barbies y demás horrores actuales.

¡Han conseguido que Lucas se entretenga más de 10 minutos con un mismo juego!

¡Larga vida a los Playmobil!

20131216-222318.jpg


Más vale tarde… Los lunes siempre me gusta poner en La inmortalidad del cangrejo algo que me haya hecho pasar un buen rato. En este caso es verdad y mentira.

Se trata del archiconocido anuncio de la Lotería de Navidad. El anuncio en sí me ha hecho pasar vergüenza ajena como pocos. Es terrible. Insoportable.

Sin embargo, no me atrevo a decir que sea malo. Depende.

Si el objetivo era llamar la atención de los televidentes pasivos y las redes sociales ¡Sobresaliente! ¡Lo han conseguido con creces!

Si era vender más lotería… A mí me daban ganas de devolver el décimo que acababa de comprar en la empresa por si con él se venía a casa alguno de los muñecos de cera que cantan en el spot.

En cualquier caso, tiene un espacio merecidísimo en este espacio del lunes/casi martes por la cantidad de versiones que ha inspirado y que tantas carcajada me están arrancando.

Os dejo una recopilación muy buena que ha hecho la Cadena Ser, pero seguro que mientras escribo este post, están apareciendo un montón más.

¡Ah! El anuncio original lo lo pongo. Que se trata de pasar un buen rato. Si eso ya lo buscáis vosotros 😉

http://ow.ly/qWgNl


20131103-234115.jpg

Lunes, nueva semana, nueva recomendación.

En esta ocasión no es un libro, ni una pelí (aunque tengo un par de ellas en el tintero,) ni nada así. Es una actitud. Abre tus ojos, abre tu mente. Disfruta.

Acaba de pasar un puente muy señalado, que siempre ha sido “el de los Santos” y que ahora es casi “la fiesta de Halloween“.

Bien, soy católica practicante y “disfrutotóloga” de la vida. Me encanta el folclore y lo tradicional y aprender cosas nuevas de culturas diferentes. Es decir, tengo unas creencias firmes que practico, pero eso no me hace cerrarme ante experiencias nuevas o diferentes a nuestra tradición.

Todo esto lo digo por que el domingo anterior escuché como, desde el púlpito, el sacerdote de mi parroquia condenaba la celebración de Halloween y nos intentaba asustar con sus consecuencias. La verdad, me parecía un discurso absurdo.

Después, he escuchado una y mil veces criticar esta celebración yankee y, a continuación, he salido disparada desde mi trabajo para poder llegar a disfrutar, al menos, durante un ratito del “truco o trato” con mis peques y sus amigos, que se lo pasaron pipa sin hacer ningún daño a nadie y sin pensamientos ni actuaciones perversas de ningún tipo.

Para ellos y para mí, simplemente era un momento para disfrazarse, visitar a los vecinos y que los viesen con sus disfraces y, de paso, poder comer un buen puñado de caramelos.

Me parece absurdo los que lo critican por decir que es una “americanada” por que, la verdad es que, si realmente lo copiásemos de ellos, sería aún más divertido, ya que no tienen ese matiz macabro y de terror que hemos añadido nosotros solitos. Y además, la fiesta, en realidad, es de origen celta.

Por supuesto, en todo momento se respetó al vecino que no quiso abrir la puerta y, si de antemano hubiésemos sabido de alguien a quien le molestase, no hubiésemos ido. Por el contrario, he de decir que, a los más viejitos de la urbanización, lejos de molestarles -como se podría pensar de antemano-, les hacia una ilusión tremenda y habían comprado chuches para la ocasión.

Pero mi idea no es hacer una defensa a ultranza de Halloween. Honestamente, me da igual que se celebré o no. A mí me gusta celebrar esto… y casi todo. Sobre todo, aquello que aporte ilusión y buenos momentos. Y me da igual que lo traigan los americanos, lo haya inventado el Corte Inglés o sea un convencionalismo.

Me encanta celebrar, regalar, que me regalen, felicitar y que me deseen felicidad con cualquier excusa y la verdad es que os aconsejo que os dejéis de complejos y os preparéis para la siguiente fiesta. ¿Nos inventamos una?

Por cierto, pese a la tradición cristiana, el Día de Difuntos sí me lo salto. Los que “se me marcharon” no están en un cementerio, están en mi corazón y a mi alrededor. Y no necesito que me recuerden cuando echarles de menos.


¡Feliz lunes!

Normalmente los lunes os recomiendo cosas que para mi son agradables con el fin de animaros el arranque de semana.

Hoy, como soy consciente de que muchos dejáis atrás las vacaciones para incorporarnos a vuestra rutina, os quiero regalar unos minutos que para mí son de paz, tranquilidad, vida

¡Espero que os guste!

 


Esta es la iniciativa de unos conocidos que se casaron el pasado sábado y que me parece una idea estupenda. Y es que ¿quién quiere una figurita más de porcelana de recordatorio en su casa?

20130819-142948.jpg


El-Rey-Leon-Nala-y-Simba-Siento-un-nuevo-amor-en-mi

Nuevo lunes, nueva recomendación de algo que creo que os hará disfrutar: El Rey León. El Musical.

Hace siglos que se estrenó en Madrid y de hecho, ya está a punto de cerrar el telón para siempre (eso muy relativo, claro) en esta ciudad, pero no quiero dejar de recomendarlo.

Yo lo he visto hace tan solo hace unos día. Cuando ya no está de moda y no es lo que comenta todo el mundo. Y cuando, la verdad, ya había perdido todas las esperanzas de poder disfrutarlo.

La peli me gustó, aunque reconozco que es una de esas que tuvimos que censurar a la niña cuando le dio por no ver otra cosa, ya que tenía constantes pesadillas por su culpa: que si el fuego, que si las constates alusiones a la muerte del padre de la manera más descarnada… Se sabía los diálogos de memoria, pero cada vez que la veía, noche de llantos y desvelos

En cualquier caso, como no soy novata en esto del patio de butacas, ya sabia que el musical era otra cosa.

Para empezar, lo más destacado era la caracterización de los personajes, tal y como se suele hacer en el continente africano. Pero lo más importante para mí fueron las voces, esas vocesEstremecedoras. Impactantes

El poder interpretativo de los protagonistas, sobre todo del pequeño Simba, eran para quitarse el sombrero. Pero lo que helaba la sangre era ese coro de voces negras que le dan el auténtico color al musical

Pues eso, que si tenéis oportunidad, no dejéis de verlo. Yo, en cualquier caso os dejo su vídeo promocional, aunque en esto como en todo, donde esté el directo… Por cierto, en este caso si que es cierto que es para todos los públicos. Sin morbo. Sin crueldad.  

PD. Si finalmente vais, no perdáis de vista a los dos músicos de percusión de los laterales. Además de disfrutar de su estupendo trabajo y de la complicidad entre ambos, pasareis un buen rato viendo lo muchísimo que disfrutan con su trabajo ¡Así da gusto! ¡Esa energía y esa alegría se contagia! 


barcoLunes, a sonreír y a hacer sonreír, que hay gente a la que le cuesta mucho en días como hoy.

Precisamente por ahí va mi recomendación para empezar la semana. 

Se trata de un regalo que va a dejar boquiabierto y ojiplático a su receptor, porque seguramente serán las más bonitas y espectaculares que haya visto nunca.

Y que, además,  también va a colaborar con la felicidad de muchas mujeres y niños de un lugar muy muy lejano que sólo vemos en los documentales de La 2, en “Viajeros por el Mundo” en sus distintas versiones locales y en las informaciones de turismo: Bali

Al grano. Se trata de las únicas cometas con alma del planeta. Se pueden adquirir a través dela Web de Kukinos y lo que las rodea es todo positivismo:

– Hechas gracias a un programa de integración de mujeres y niños

Cometa con forma de águila

– Con materiales absolutamente reciclados y que ayudan a mantener más limpias las playas de este paraíso.

– Fabricadas de forma artesanal y respetando la tradición de la elaboración de cometas en Bali.

Son cometas diseñadas para volar y hacer que con ellas vuele un poco más alto el futuro de mucha gente, así que, si quieres ponerle un puntito de emoción a tus escapadas al campo o la playa o tienes algún regalo pendiente que hacer, ya sabes.

La verdad es que yo tengo dos, un barco (el único barco volador que he visto en mi vida) y una mariposa y valen tanto como elementos decorativos como de cometa en sí.

¿Alguno las conocía ya? Se que también se venden en alguna tienda pero ignoro en cual.

¡Feliz lunes!

mariposa