Archivos de la categoría ‘Uncategorized’

Carga genética

Publicado: 24/06/2015 en Uncategorized

image

La vida de cada uno de nosotros se va escribiendo con cada paso que damos. Sin embargo, hay parte de nuestro trayecto que ya está marcado por lo que llamamos la carga genética.

Mal rollo. Es ese legado, esa herencia a la que pocas veces nos referimos por algo positivo. Si alguien habla de carga genética suele ser para referirse a una enfermedad. A la evolución que seguirá nuestro cuerpo más allá de lo que hagamos o elijamos.

Pues bien, en mi testamento vital venía escrito que el mundo se borraría ante mis ojos a pasos agigantados. Que según lo fuese conociendo, iría desapareciendo. Pero un día tuve la suerte de topar con alguien que no podía borrar esa trayectoria que heredé de mis mayores, pero sí ponerle la zancadilla a su destructiva evolución. Y puso todo lo que estuvo en sus manos para que ese camino hacia mi ceguera fuese ralentizándose hasta parecer incluso estar en punto muerto. No pudo borrar lo escrito en mi ADN, pero busco y rebusco con todos sus fuerzas para darme las herramientas que complementasen mi defectuoso organismo.

Y mientras él luchaba contra mi ADN, el suyo acechaba traicionero. Imagino que, en algún lugar de este planeta, habrá muchas otras personas luchando por frenar lo que en su testamento venia escrito. Y día tras día, gracias a él, mi mundo se desvanece mucho más despacio de lo que nadie podría imaginar  y sin embargo, su carga genética fue ganando la batalla y su mundo se fue apagando. Su cuerpo desaprendió todo lo de sus 50 y pocos años le habían enseñado y la ELA ganó la batalla.

Y así, mientras yo miro y veo gracias a él, sus pulmones se olvidaron de respirar, sus músculos desaprendieron a moverse y, en este caso, gracias a Dios, una demencia precoz le evitó ver como a él, luchador donde los haya, el ADN le ganaba la batalla.

Todo indica que apenas le quedan unas horas de “vida”. Sin embargo, somos muchos los que le debemos tanto que, si con nuestro agradecimiento pudiésemos luchar contra su deterioro, sin duda, mañana estaría otra vez en su consulta, estudiando una y otra vez cada caso con el mimo y la testarudez con la que siempre lo hizo. Gracias Ángel por enfocar tantos mundos que se borraban. Descansa en paz.

Desaparecida

Publicado: 17/02/2015 en Uncategorized
Etiquetas:, ,

 

Otra noche en blanco. O mejor dicho: en negro.

Estoy en mi habitación, calentita. Incluso con demasiado calor, la verdad, leyendo cómo ahí fuera, a unos kilómetros de mi casa, decenas de vecinos peinan el campo en moto, quads, caballos, coches y todo lo que se les ocurre.

A las nueve terminaba el horario de batida de Protección Civil, pero la impotencia y la rabia hacen que sean muchos los quimagee siguen buscando.

Yo, desde casa, bien resguardada, no puedo dejar de pensar en cómo se verá la noche desde los ojos asustados de una mujer perdida. En pleno campo. Cuando, por lo que dicen, empieza a nevar de nuevo en la zona en la que se la vio por última vez.

No la conozco. Sí la he visto en alguna ocasión, pero dudo que haya intercambiado ni una sola palabra con ella. Cuando he reenviado el mensaje a mis grupos de amigos de la zona, siempre alguien me ha preguntado si es amiga mía. No. No lo es. No la conozco. Pero es una persona perdida que necesita ayuda. Y tiene una familia que está sufriendo lo indecible. Porque no hay nada más duro que el no saber.

Me imagino que la pregunta es, sobre todo, para discriminar entre tanto bulo que corre por las redes y que tanto daño hacen, porque lo cierto es que el grupo que se ha creado en Facebook para centralizar la información de la búsqueda, está plagado de mensajes de gente que no la conoce de nada y que ha salido desde los pueblos vecinos peinando el campo hacia la zona en la que se la vio por última vez.

Mi casa sigue en silencio. Pero sé que la noche, ahí fuera, está plagada de sonidos que pueden resultar aterradores.

Realmente me cuesta ser optimista. Defecto de fabrica. Pero la quiero imaginar acurrucada en alguna vieja cabaña, exhausta pero resguardada de este invierno que se me antoja demasiado duro.

Animo Vanesa, ya queda menos para volver.

Lo siento, pero esta vez no es un relato inventado. Es la dura realidad de una vecina desaparecida que me mantiene narcotizada frente al iPad esperando leer: “La hemos encontrado. Vanesa está bien aunque muy débil por las dos noches a la intemperie”.

Dos noches ya… http://goo.gl/UabC3u #VanesaFonseca

Dos años de inmortalidad

Publicado: 14/02/2015 en Uncategorized

Hoy hace dos años que comenzó mi aventura con este blog. Empezó como un desahogo. Una forma de ejercitar la escritura a través de reflexiones, relatos, anécdotas o imágenes que me gustaban o me transmitían algo interesante.

Los inicios fueron ordenados, con planificación y dedicación y con mucha ilusión, a pesar de no tener intención de llegar a ninguna parte en concreto.

El día a dia marcaba los temas y, el anonimato de ser un cangrejo entre un millón, me ayudaba a dejar correr mis dedos sobre el teclado sin ningún tipo de autocensura.

Dos años después, el cangrejo ha dejado de ser tan anónimo como se creía y, aunque eso conlleva una parte maravillosa que es la de conocer gente o aproximarse a los que ya conoces, lo cierto es que también acarrea un pesado lastre que me hace reprimirme. No me deja fluir.

Es cierto que mi tiempo libre se ha visto reducido hasta alcanzar cifras negativas. Pero también lo es el hecho de que he perdido espontaneidad. Creo realmente que se trata de una enfermedad que he contraído tanto en mi yo 2.0 como en mi alter ego de carne y hueso.

Y es que, por algún motivo que desconozco, al mismo tiempo que ha crecido la hipersensibilidad de los humanos a los acaros y pólenes, lo ha hecho a la suceptilidad emocional. Vivimos en un mundo en el que la mayoria vamos tensos e irritables y, como dicen en las pelis, cualquier cosa que hagamos o digmos puede ser utilizado en nuestra contra.

No puedes reír o comentar con tranquilidad cualquier cosa porque siempre habrá alguien que se puede molestar.  Yo, la verdad, odio herir a la gente, pero odio más todavía tener que andar con tantas gilipolleces y no ser capaz de ponerme el mundo por montera. Y no lo soy porque yo misma soy culpable de esto que denuncio. Yo también padezco hipersensibilidad al entorno. Así que me encuentro en un bucle ideal para divagar, pero complejo para encontrar la salida.

Y como el primer paso siempre es reconocer el problema, ahora voy a tomarme un franquisto de “Me la pela” y unos sobres de “El que se pica…” a ver si mejoro o finalmente tengo que cerrar por incapacidad mental del inmortal. Si estáis a tiempo, id a por la vacuna. Me han dicho que se vive mucho mejor y se escribe de vicio.

¡Besos cangrejillos! Y gracias por vuestra compañía


Portada de La vida imaginaria

Acabo de terminar, literalmente ahora mismo, La vida imaginaria, de Mara Torres. Hasta mañana que lo digiera, no puedo decir si me dejará poso o no, por que yo los libros, primero los leo y luego los maduro.

No me va a cambiar la vida, eso lo sé, y tengo claro que no ha sido la pretensión de la autora en ningún momento. Pero desconozco si me estaré acordando de Nata cada vez que me evada de la vida real y “se me vaya el Santo al cielo“.

Lo que si tengo claro es que envidió la pluma de Mara. Su estilo es fresco, natural, directo y concreto, pero sabe embaucar y atrapar, aún que la historia, en realidad, no te haga sufrir con incertidumbres o misterios.

Esta novela es una cadena de divagaciones sobre la vida misma, en primera persona y que oscilan entre la idea más peregrina y el pensamiento más común entre los mortales. Pero sin duda, hay que ser muy dueño del lenguaje para conseguir trasladar al lector por unas “pajas mentales” tan enrevesadas con la sencillez con la que lo hace. ¡Olé Mara por tu maestría!

¿Qué sí os recomiendo este libro? Bueno, si estáis aquí leyendo todas estas divagaciones, sin duda os divertiréis con La vida imaginaria. ¡Qué lo disfrutéis!

Por cierto, sí, es la chica de los informativos de La 2 y el libro lo elegí por azar en una biblioteca y sin referencia alguna.


20140801-223429-81269064.jpg


No es la primera vez que os hablo de él, lo sé, pero es tanto lo que me aporta su música, que me siento muy egoísta si no lo comparto.

La pasada(s) semana(s) fue muy mala. Terrible. Mi moral acabó por los suelos haciendo compañía a mi dignidad. Ya os lo conté. Ajeno a ese desánimo tenía programada en mi agenda, desde hace tiempo, la asistencia a un concierto de Ara Malikian, un músico al que admiro y para el que sólo tengo buenas palabras. image

Como mi humor estaba bastante tocado, tuve muchas tentaciones de dejarme llevar por la autolamentación y quedarme en casa lamiendome las heridas. Pero finalmente, como ya lo tenía hablado con Lucía, que es muy fan suyo desde los tres años, pensé que no era justo dejarme llevar por la inapetencia y que ella pagase las consecuencias.

A medida que se iba acercando el momento, me iba envolviendo la emoción de saber que algo especial se aproximaba. Y, cuando comenzó el espectáculo… Sencillamente fue mágico. Su presencia de ánimo, su forma de interpretar y vivir la música dibujó una sonrisa en todos los asistentes absolutamente incontenible. Su generosidad como artista secuestró hasta a la mente más dispersa. image

He ido a muchos conciertos a lo largo de mi vida. De todo tipo. He estado mil veces en patios de butacas, palcos y en teatros callejeros y lo disfruto mucho. Valoro enormemente lo que supone subirse a un escenario y desnudarse artísticamente ante un montón de desconocidos, y más en un caso como este: un concierto gratuito, en una zona llena de veraneantes y foráneos de todas las razas y culturas y compitiendo, ni más ni menos, que con la final del mundial de fútbol.

Y triunfó.

Mi pesimismo. Mi desmotivación. Ese desanimo, se disipó y me contagie de las buenas vibraciones que trasmitía el músico a través del vals, la rumba, las melodías más célebres de Paco de Lucia, su particular interpretación de La Primavera de Vivaldi, del tango argentino, la música de Strauss, la polca e, incluso, el Concierto de Aranjuez y tantos otros regalos. Como el propio Ara dijo “Hasta aquí el programa oficial, y a partir de ese momento, las propinas“: varias melodías de su espectáculo “El violinista sobre el tejado” que interpretaba mientras se mezclaba entre el público. El que estaba el el “patio de butacas oficial” y entre todos los que se agolpaban detrás del escenario, en los laterales y en las zonas colindantes.

Y es que, la asistencia fue tal, que la gente estaba dispuesta a escucharle desde detrás del telón que hacía las veces de fondo del escenario. Y segundos antes de comenzar el espectáculo, el equipo del músico se deshizo dicho telón, convirtiendo la tarima en un escenario “francés”, para que aquellos que estaban dispuestos a pasar 2 horas sin ver nada, sólo disfrutando de su música, pudiesen vivir la magia de su actuación de forma integra.Ara es divertido. Goza de un gran sentido del humor y una enorme simpatía, pero también es un gran músico que nos educa el oído y el alma mientras nos va contando los detalles más curiosos concernientes a cada pieza musical, y que es capaz de llenarnos de ilusión sin olvidar dramas tan duros como los que se viven entre israelitas y palestinos. Y te conmueve. Y te hace reflexionar. Pero a la vez te llena de energía para ayudarte a pensar que otro mundo es posible.

Ahora mis problemas siguen siendo los mismos. Ni más graves ni más livianos. Pero esas dos horas de magia han sido mi mejor terapia. ¡Gracias Ara! Y tú que me lees, si tienes ocasión, no pierdas la oportunidad de darte un baño de energía en alguno de sus conciertos. Resultados garantizados.

P.D. Ni es mi primo ni tengo relación comercial ninguna con Ara. Es una “receta” desinteresada. 😉


¡Hola! ¿Queda alguien siguiendo este blog? Es que últimamente he podido dedicarle tan poco tiempo que, está a punto de perecer por abandono ¡y eso no puede ser!

Sin embargo, aunque apenas me da tiempo a nada, hoy no podía faltar. Hoy es primer martes de mes y por tanto, es ese momento tan especial para mí, en el que un amigo del blog me acompaña en mis divagaciones.

Esta cita de Divagando con… es además muy especial porque es la primera del año y porque mi contraparte es alguien fuera de lo común, Miguel Nonay, bloguero y aventurero al que sigo y admiro -no sin cierta envidia- porque, pese a las trabas del camino, que no son para todos iguales, su valentía y pasión por los viajes acaba con las fronteras y barreras más complicadas. Os recomiendo de corazón su blog A salto de mata. Una lección de vida y sobre todo, una llamada de atención sobre ese entorno que entre todos construimos.

En esta ocasión vamos a soñar

image

imageSueño con que en 2014…

Aprovechando la iniciativa muy interesante de una amiga, @IkramBarcala y de su blog La inmortalidad del cangrejo, en la que propone divagar juntos sobre cualquier tema, voy a hacerlo sobre mis deseos para 2014, porque soñar es gratis y la vida me ha demostrado que si te empeñas, crees en tí y te rodeas de buena gente, suelen hacerse realidad.

Sueño con que en 2014 la gente se crea de una vez que no estamos inmersos en una crisis sino en un cambio de era como sucedió al pasar de una sociedad artesanal a una sociedad industrial y como ha venido ocurriendo a lo largo de la historia. Si este sueño se cumple, probablemente podremos comenzar a avanzar pensando en tiempos distintos o en nuevas oportunidades, en lugar de pensar que ya se pasará y pronto volverá todo a ser como antes.

Sueño con que en 2014 las relaciones laborales no se tomen bajo el prisma de “empresario explotador” y “obrero vago”, porque los hay, en ambas partes y aunque son minoría cunden demasiado y juegan de farol. Sueño con un 2014 donde la “empresa y el emprendimiento” sean los protagonistas y empresarios y trabajadores el corazón de esos proyectos desde una óptica de mutua inversión: el empresario pone su know how y el dinero; y el trabajador invierte su tiempo y una parte de su vida.

Sueño con que en 2014 las fronteras se derriben como una barrera arquitectónica, cultural y humana y pasemos a lugares sin límite, donde la identidad cultural se respete y enriquezca a este mundo global con barrios distribuidos por todo el planeta.

Sueño con que en 2014 a los que en nombre de la libertad se dedican a cortar la libertad que tanto nos ha costado conquistar reciban la lección que merecen con uno de los derechos más libres, NO VOTARLES MÁS.

Sueño con que en 2014 entendamos el drama de la gente que deja su país y su familia para intentar desde la lejanía entregarles una calidad de vida mejor, a costa de la suya. Que entendamos lo valientes que son quienes se arriesgan a venir en pateras, emparedados entre los asientos de un coche o entre los ejes de un camión muchas veces a cambio de nada. Sueño con que recordemos cuando nuestros padres y abuelos emigraban a Argentina o a Francia y cómo eran recibidos en aquellos países. Sueño con que mucha gente pise tierra firme y se de cuenta que cuando sus hijos se marchan a trabajar fuera son unos inmigrantes que tienen la suerte de irse en asiento y legalmente.

Ya desde el plano personal, sueño con que en 2014 siga creciendo como persona y como viajero, sueño con conocer lugares increíbles y gentes impresionantes que me hagan sentir un nativo más allá donde esté. Y, por último, sueño con que en 2014 al menos alguno de estos sueños se hagan realidad.

Gracias Ikram por darme esta oportunidad de divagar contigo sobre los sueños como base para una realidad diferente.

Os deseo que en 2014 vuestros sueños, se cumplan.

20131201-093846.jpg¡Qué mejor que empezar un año para lanzarse a soñar!

Fantástico ¿no? Pues resulta que estoy en una fase en la que más que por soñar, me da por pensar: ¡Ay, virgencita de Lourdes, qué me quede como estoy! Y si lo medito tan sólo medio segundo, me parece una opción taaaan triste. Pero es que soñar me da casi escalofríos.

Por un lado, porque hay veces que los sueños se cumplen y luego resulta que lo que tú deseabas no es lo que querías (os dejo un ejemplo para entender este trabalenguas); y por otro, porque veo esos sueños tan alejados de lo posible, que casi me parece que peco de ilusa.

Pero le he pedido a Miguel que haga este ejercicio conmigo y estaría muy feo no expresar mis deseos para 2014 ahora.

Evidentemente sueño y deseo que 2014 me traiga el pack básico, archiconocido, pero además, indispensable: salud, dinero y amor. Creo que no por este orden, aunque si un par de kilitos de cada cosa. Pero no es un deseo a la ligera, si no de corazón, con fuerza. Qué los tres son ingredientes básicos para mi siguiente petición: quiero paz.

No hablo de paz mundial, que desde luego que la quiero pero no creo que esté dentro de lo posible. Si no algo un poco más egoísta: paz epitirutual. Tranquilidad de coco, básicamente. Es decir, tener la fortaleza y la actitud adecuada para poder afrontar lo que venga, lo bueno y lo malo, con sosiego y madurez. Porque hay veces que las cosas malas no lo son tanto como parecen y es tu mente la que las transforma; y otras, que las buenas no son lo que debería ser o no sabemos mantener esa energía positiva convirtiéndolas al final en una condena.

Y ya puestos, le pido al año nuevo ser capaz de no comerme tanto la cabeza y que si nos proponemos escribir un post sobre sueños, sea capaz de decir:

Sueño con estar más cerca del mar;

Y con poder viajar más con mi familia;

Y con millones de momentos románticos;

Y con trillones de sonrisas de mis hijos cada día;

Y tener y sentir a los míos cerca;

Y que trabajar vuelva a ser disfrutar;

¿Y sabes Miguel? sueño con atreverme a emprender una décima parte de las aventuras que tú vives sin que el vértigo o el miedo me provoque un paro cardíaco;

Y con no tener reparos a la hora expresarme y crear;

Y con poder decir lo que siento y oír ese sueño de sus labios;

Y sueño, sobre todo, con no tener miedo a soñar.

 

Feliz 2.014

Publicado: 31/12/2013 en Uncategorized

image


image

La Navidad es momento de reflexión, de compartir, de celebrar y sobre todo -por que no- tiempo de que los niños disfruten. Y eso lo han entendido muy bien en Torrejón de Ardoz

¡Echa un vistazo a la que han montado! Son sólo unos detalles de un escenario mágico y de ensueño en el que entrar a disfrutar.

image

image

image


¡Puedes!

@IkramBarcala

Espantapájaros #MM

Publicado: 06/11/2013 en Uncategorized

image“Miércoles Mudo” es un carnaval de blogs o blog hop iniciado por Maybelline de Naturalmente Mamá y participar es muy fácil, solo debes publicar los miércoles una foto (s) sin escribir nada para explicarla (s) (de ahí viene lo mudo). Luego no olvides enlazar en el linky que está debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar.

El poder de una mirada

Publicado: 03/11/2013 en Uncategorized

20131029-235605.jpg


Los hijos del Tercer ReichAunque es cierto que mis recomendaciones suelen ser en positivo, con la idea de alegraros un poco el inicio de semana que a veces se hace tan duro, hoy no va a ser así. Sorry.

Es que quiero recomendaros una serie que acabo de ver, que me parece muy buena y a la par interesante, ya que cuenta una historia desde otro punto de vista diferente a como lo hemos visto (casi) siempre hasta ahora, pero la temática, de positiva y optimista no tiene nada, la verdad.

Se trata de la serie Los Hijos del Tercer Reich, y como os podéis imaginar, está ambientada en la Segunda Guerra Mundial, en la época en la que Hitler sembraba el terror por todo el mundo. los hijos 2

Para mí, los malos en esta historia no dependen de opiniones ni de nada. Soy absolutamente parcial y es cierto que es una serie de las que duele verla, pero también lo es que te muestra una evolución de la situación, de los personajes, de los participes en esa barbarie que, en algunos casos, comienzan siendo verdugos y terminan siendo sus propias víctimas.

No en vano es una serie alemana, sobre esta época de la historia, que no es lo más habitual.  

Son sólo tres capítulos, eso sí, de 90 minutos cada uno, por lo que casi podría considerarse una trilogía.

Es la historia de cinco amigos que comienzan una guerra con distintos planteamientos y que juran verse unos meses después para celebrar juntos la Navidad. El problema es que ese año en Alemania no hubo Navidad….

¡Feliz semana!


20131006-002433.jpg


20130928-230316.jpg