Posts etiquetados ‘Amigos’


Vivía yo en mi mundo 1.0 con las prisas habituales de este entorno, cuando un aviso del móvil me despertó y me trasladó al 2.0. Tenía un comentario nuevo en el blog. ¿En el blog? Y en ese momento la conciencia me reconcomía por a desidia y el abandono al que tenía relegado al pobre blog.

Para mi sorpresa, no sólo tenía un comentario, sino que además se trataba de un Me gusta de un fiel amigo de esta ciberaventura y el comunicado de que me había otorgado un premio -bueno, a mí no, al blog- ¿Un premio? ¡Un tirón de orejas es lo que merezco! Por dejada. ¿Que este abandono puede avergonzar a toda una estirpe de cibercangrejos. 

La verdad es que no hay una excusa, un motivo o una explicación a esta dejadez más allá de la que nos afecta a todos los mortales -e incluso inmortales- de esta sociedad: los días puede ser que sigan teniendo 24 horas, pero a mí no me va a convencer nadie de que las horas continúan teniendo 60 minutos como los de antes. Aquí ha pasado igual que con el dinero: que sí, que se supone que te pagan 1.000 euros (al que se los paguen), pero estos no están compuestos por los mismos céntimos que antes. O sino, no hay forma de explicar por qué cunden tan poco. 

Y tras este discursito al más puro estilo de “La inmortalidad del cangrejo”, es decir dándole vueltas a un tema sin poder aportar gran cosa, he de dar las gracias a Gorjol, no sólo por su premio, que me ha hecho una ilusión inmensa, sino también por hacerme despertar de este letargo existencial y recordarme los buenos momentos que me ha dado siempre esta evasión que supone el blog

Aprovecho también para dar las gracias a -jolín, empiezo a parecer una celebrity recogiendo un Óscar- Chari y a Helen por premios que me dieron anteriormente -hace tanto que ni se acordarán- y que yo le agradecí respondiendo a sus comentarios, pero que aún no había tenido da decencia de colgar en mi “salón”.  

Y ahora, ante los cuatro que quedéis aún pendientes de esta singular cangreja, me comprometo firmemente a ser más constante el el blog y suficientemente agradecida, que ya se sabe lo  que dice el refrán (todo esto leído con voz de pregonero medieval, para que parezca algo más serio).

Besotes para todos y gracias por seguir ahí.

¡Muack!

blog33

one lovely blog awardversatile-bloggerpremio-liebster

Anuncios

Desde hace un mes, más o menos, a dos grupos de amig@s diferentes les dio por echar la vista atrás. Rebuscar entre las fotos de la infancia. Retomar contactos con antiguos compañeros de batalla… Y lo cierto es que ambos grupos no tienen relación entre sí, lo que me deja bastante estupefacta.

Yo soy nostálgica por naturaleza y ya hace años que me dio un ramalazo similar, aún que fue sólo emocional. Vamos, que me entró la nostalgia pero no hice nada por localizar a nadie -bueno, sólo a una persona que nunca supe porque salió de mi vida-, aunque si topé casualmente con vari@s que fueron piezas fundamentales en mi pasado.

No resido en el lugar que me vio nacer y tampoco en donde crecí, así que hay gente a la que hace fácilmente 20 ó 25 años que no veo.

Al principio de este momento “remember” pensé que sería porque los de mi quinta estrenamos década, pero lo cierto es que las dos personas que hay iniciado esto en ambos grupos, son un pelín mayores que yo. O que se acercan las Navidades y eso siempre fomenta la añoranza -aunque en ambos casos han pasado muchas Navidades sin que nos haya dado antes por desempolvar el pasado-. O que…

¡Pues no se me ocurre nada más! Pero aquí estamos, con un trajín de whastupp de los que hacen historia -y nunca mejor dicho- y venga a recibir fotos en el móvil que son en blanco y negro sin necesidad de hacerlas pasar por Instagram…

En cualquier caso ¡bienvenido pasado! ¡Soy lo que tu hiciste conmigo! ¿Tu pasado también reaparece de vez en cuando?