Posts etiquetados ‘Empatía’

En mis zapatos

Publicado: 09/02/2015 en Almanaque en positivo
Etiquetas:

IMG_6408


Si, es primer martes de mes y esta vez no pienso faltar a mi cita de Divagando con…

Este post debió salir en abril, pero es que no me da la vida para más, lo siento. En especial pido disculpas a María, que hace ya tiempo que me mandó su divagación sobre la empatía.

Más vale tarde que nunca ¿no? Muchas gracias María.

Ella es otra de esas amigas de la blogosfera a la que no puedo poner cara ni voz, pero que semana tras semana y publicación tras publicación, ha demostrado una gran sensibilidad. En sus dos  y Te miro y no me miras) podréis encontrar reflexiones que parten de lo más hondo y en las que ofrecen un poquito de sí misma, oculta tras un avatar de mirada impactante.

Empatía

María

Empatía o mirarse en un espejo…

Según el diccionario Empatía sería “La identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro”.

Es lo que llamamos “ponerse en el lugar del otro”, que no quiere decir que tengamos que pensar lo mismo que esa persona que tenemos enfrente, no. Nosotros seguimos teniendo nuestra opinión, pero si escuchamos atentamente, quizá, sólo quizá, podremos entender las motivaciones que llevan a alguien a actuar o sentir de una determinada manera.

Siempre he pensado que si desarrolláramos la empatía los conflictos, se solucionarían con mucha más rapidez que si nos posicionamos, sin intentar entender las motivaciones de los demás.

Porque algunas veces nuestras opiniones entran en conflicto con la de nuestros seres queridos, familia, amigos, compañeros ya que nos duele que reaccionen, en determinados momentos de una forma diferente a como lo haríamos nosotros y ahí entra el problema que podemos solucionar con ese gramo de empatía que nos acerca a la persona que tenemos enfrente.

Es decir, aquí entre nosotros, sería lo mismo que ver tu reflejo en un espejo. Y al mirarlo poderte introducir dentro del pensamiento o sentimiento de esa persona que llora, sufre o ríe.

Es verte a ti mismo y decidir que lo que mueve a los demás puede, en algún momento de tu vida, ocurrirte a ti y que te gustaría encontrar a alguien que se pusiera en tu piel con la misma intensidad que lo haces tú cuando algún problema te aqueja o asumes una determinada opinión.

La empatía, es querer entender a quién tenemos enfrente, es acercarnos a los demás con las manos extendidas y el corazón y la mente abiertos.

Ikram BarcalaEmpatía, una actitud en peligro de extinción.

No es la primera vez que hablo de este tema en el blog, pero es que, creo que es tan imprescindible que podría comprometerme a analizar una vez al mes sus aportaciones si con eso consiguiese que la empatía se pusiese de moda.

No quiero pensar que vivimos en una sociedad egoísta en la que cada uno va a lo suyo, pero lo cierto es que si nos esforzásemos un poquito más por ponernos en la situación de los demás, se evitaría mucho sufrimiento.

En una etapa de mi vida, tuve un jefe que me/nos hablaba fatal. Gritaba y protestaba por todo. Jamás oías un halago ni veías un buen gesto en su cara. Y un día, después de echarme un sermón en el que me reconoció que nada de lo que había dicho realmente iba conmigo (sí, has leído bien), pero es que se había preparado el mismo sermón para todos me dijo: “Ya se que no te hablo bien y que no te trató bien, pero es que cuando empecé a trabajar también fueron unos cabrones conmigo y yo pienso hacer lo mismo.” (…)

Sin palabras ¿verdad?

Pero eso fue hace muchos, muchos años y esas no son las heridas que sangran ahora. Sin embargo, día tras día veo ejemplos de ese egoísmo que hace sufrir a la gente. A veces sin querer, otras por pura dejadez e incluso en demasiadas ocasiones, con auténtico ahínco.

Sin embargo, si dejásemos el chovinismo a un lado y pensásemos, por un momento, que algún día tú puedes estar al otro lado de la historia, aunque sólo fuese por curarnos en salud, nos portaríamos de otra forma.

Así que, vuelvo a romper una lanza a favor de la empatía, no sólo para ponernos en el lugar del otro para no hacer daño, si no también para entender porqué, ese que nos daña se está comportando así. ¿Es una causa perdida?

Respeto

Publicado: 07/03/2014 en Divagaciones
Etiquetas:, ,

20140307-005231.jpg Hay una norma básica para ser justo (todo lo justo que se puede llegar a ser, claro): no hacer daño a los demás y no faltarles el respeto a la ligera. Ponerse en el lugar del otro. No hacer a nadie lo que a ti no te gustaría que te hiciesen. Empatía, que se dice ahora.

Es una idea muy sencilla. Ahí la dejo por sí le queréis dar una vuelta.

Sé que no descubro nada nuevo, pero hay veces que se nos olvida lo más básico.

Y si nos esforzamos y nos interesa cómo se sienten de verdad los demás, apuraría un poco el planteamiento diciendo que, no sólo te pongas en el lugar del otro, si no que imagines (o lo intentes) sus posibles circunstancias. Hasta las más adversas.

Sé que parece un sermón dominical, pero creo que es una pauta de vida básica para no pisotear moralmente a los demás.

Y hasta aquí mis consejos de conducta de hoy. A ver sí mi próxima Divagación invita más a unas risas. ¡Qué esto es muy serio para ser viernes!