Posts etiquetados ‘música’


Hace siglos que no paso por aquí… Ni casi por ningún blog.

La verdad es que mi vida está algo desordenada y no me da para todo lo que quiero hacer. Pero quiero aprovechar las fechas en las que estamos para compartir con vosotros una de esas cosas que pasan en Madrid cuando menos te lo esperas y que te dejan con la boca abierta y ganas de más.

Hace unos días, varios estudiantes, profesionales y aficionados a la música, al coro, al gospel, tomaron por sorpresa uno de los sitios más concurridos de Madrid y mira la que liaron:

Es un regalo para todos los que estuvieron allí, todos los que hemos podido disfrutarlo a través de las redes sociales y un intento de acercar esa música que a veces resulta más “seria” pero que contagia, enamora y te alegra el alma para un buen rato.

Si te gusta, comparte, porque hay pocas cosas más fáciles de regalar y más agradecidas que las sonrisas que desprenden estas melodías ¿Os habéis fijado en la edad de algunos de los participantes? Me dan especial envidia todos aquellos que cuentan con una voz tan privilegiad y los virtuosos del violín.

¡Gracias y Felices y Musicales Fiestas!

Anuncios

Yo, es que no tengo palabras para contar lo que deben ser estos dos animales escénicos juntos: Ara Malikian y Ángel Corella. Un violín de vértigo y un bailarín que desconoce la fuerza de la gravedad.

Energía.

Vida.

Ritmo.

Arte.

Os dejo un vídeo bajo riesgo de contagiaros mi pasión por ambos. Lo dicho, yo necesito un presupuesto sólo para ir al teatro…


La crisis de la gotera continúa en casa (y el perito sigue desaparecido -aprovecho para hacer un llamamiento y si alguien le ve, que me lo mande, por favor, que a este paso voy a montar un club de buceo en el salón-), pero estos días, a fuerza de renuncias, me he dado cuenta de que, “Si yo fuese rica…” (es decir, si por fin el dinero saliese de las plantas -por que a la lotería no juego y de trabajo ya sabéis como anda la cosa-), una vez adecentada mi humilde morada y sustituido el troncomóvil de mi contraparte (vale: y arreglada la boca de mi hija y un par de cositas más típicas de cualquier familia -humilde y sin tarjeta “paca”- que se precie, en lo que me iba a gastar un auténtico pastón es en entradas.

Sí señores, nada de trapitos ni joyas -bueno, nada nada igual es mucho decir-: en entradas de teatro, música, exposiciones, etc. Ya hace tiempo que los regalos, si la necesidad no requería otra cosa y me preguntaban, han sido experienciales. Es decir, que me he decantado por aquellas cosas que proporcionan una grata experiencia, un momento de mágico abandono al placer, antes que por cosas materiales. 

En verano fue Sara Baras, espectáculo del que no pude hacer un post en toda regla por falta de tiempo; The Beach Boys (me río yo de la súper gira de Enrique Iglesias. No romperán ya muchos corazones, pero el culo de los asistente no permanece quieto en la silla ni medio minuto), tampoco faltamos a una cita ineludible con Ara Malikian y este sábado, por gentileza de una amiga, disfruté como una cangreja con el Ballet de Julio Bocca

Pero el otoño es época de renovación de cartelera y me va a tocar decir que no a muchos, muchos espectáculos es estoy segura que me transportarían al limbo; repetir con Ara y Sara (distintos espectáculos de ambos, claro, aunque podría repetir también varias veces cada espectáculo sin que supusiese un sacrificio precisamente), un montón de obras de teatro que me duele hasta recordar su título, como el Sueños y visiones del rey Ricardo III (aun que sólo sea por poder volver a ver a Asunción Balaguer en un escenario)… Confío en no tener que renunciar a Robert Lepage (de verdad, si te gusta el teatro de calidad y tienes oportunidad, no dudes en ver cualquiera de sus obras. Lo único malo, es la adicción que provoca) y así uno tras otro… Estreno tras estreno. Obra tras obra… Y es que, me he dado cuenta de que soy una yonki de los patios de butacas y que “Si yo fuera rica…” habría que buscarme delante de un escenario. 


¿Os suena de algo? 

Mucha atención a la letra. No tiene desperdicio.

¡Feliz finde!


Se presenta una semana dura, de mucho trabajo y poco tiempo para disfrutar, os propongo comenzarla con mi canción fetiche de esta temporada: Happy, de Pharrell Williams ¿Puedes resistirte a la energía que desprende? Yo no.

¡Feliz semana! 


A ver si empezando con un poco de ritmo, el lunes es menos lunes:

¡Feliz semana!


20140106-032412.jpg

¡Feliz día de Reyes!

Espero que SSMM hayan sido muy generosos con todos vosotros y os hayan traído un montón de ilusión para afrontar el nuevo año.

Yo, de momento, voy a volver a las buenas costumbres y para iniciar la semana quiero compartir algo que a mí me encanta: la música en la calle, en el Metro

¡Me chifla! ¡Me llena de energía!

Cuando voy absolutamente dormida por el Metro de Madrid y al doblar una esquina comienzo a oír los acordes que cada mañana nos regala el “violinista de Moncloa” os juro que me cambia el ánimo.

Las notas son como una inyección de energía positiva que me ayuda a afrontar mejor el día.

20140106-032439.jpg

Y al salir de trabajar, agotada y aún con un largo recorrido por delante, el guitarrista de Príncipe de Vergara, con su buen talante y ese derroche de vitalidad, me da un último empujoncito para rematar el día con de buen humor.

Algo similar pasa con los músicos de Preciados, la cantante rusa de Sol y tantos y tantos músicos que cada día dan vida a la banda sonora de nuestras rutinas, aportando lo mejor que saben hacer: vitalidad transformada en melodías.

Por eso, me resulta tan incomprensible y hasta bochornoso, que alguien pretenda juzgar si están capacitados o no para alegrarnos el día con su música. Hay leyes absurdas, pero ésta además, es que está llena de prepotencia y estupidez.

En fin, que es lunes y mi intención no es protestar (o si) si no invitaros a que cuando os crucéis con alguno de estos músicos, aminoréis vuestra velocidad, abráis vuestros oídos y vuestros sentimientos y disfrutéis de este regalo tan maravilloso que es la música.

¡Feliz semana!

20140106-032459.jpg


alex

¡Feliz Miércoles!

“Miércoles Mudo” es un carnaval de blogs o blog hop iniciado por Maybelline de Naturalmente Mamá y participar es muy fácil, solo debes publicar los miércoles una foto (s) sin escribir nada para explicarla (s) (de ahí viene lo mudo). Luego no olvides enlazar en el linky que está debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar.


Hay canciones que te recuerdan a una época. Que te evocan miles de recuerdos.

Pero hay otras canciones que, aunque tienen un punto de partida en un momento clave de tu vida, te acompañan durante toda tu existencia convirtiéndose casi en tu banda sonora. Formando parte de ti.

Entre esas melodías un puesto privilegiado en mi banda sonora lo ocupan sin duda las baladas de Scorpions. En especial éstas dos que os dejo a continuación y que espero que disfrutéis tanto como yo.

¡Feliz semana!


¡Buenos días a todos!

Hoy voy a ser un poco egoísta. Quiero hacer una colecta de energía positiva. ¿Destinatario? Servidora.

Este descaro se debe a que hoy estreno puesto de trabajo y como es normal (creo), estoy algo nerviosilla.

Así que, cada uno en las medida de sus posibilidades, que no hay que ser avariciosa, me gustaría que me enviaseis un poquillo de energía positiva para empezar con buen pie y que todo vaya viento en popa.

¡Ojo! Que si alguien la necesita más que yo, se la reenvío en un plis plas o/y organizamos otra colecta.

Yo, a cambio, os dejo un himno de fuerza que creo que puede ser un muy buen arranque de semana ¡BESOTES y gracias a todos!


¡Hola, Hola!

¿Cómo va ese lunes? Me temo que para muchos será un lunes más duro de lo habitual, ya que supone la vuelta a la rutina. Ojalá pudiese decir la vuelta al trabajo pero, tal y como está el patio, no me atrevo…

Para hoy he elegido como recomendación una canción que tiene más años que la Tana, pero que yo acabo de descubrir. Ya me diréis si la conocíais.

En cualquier caso, ya os aviso que en la actuación Rosemary Clooney resulta bastante sosa (a la par que atractiva) pero es una cancioncilla que a mí, además de que se me pega para todo el día (e incluso toda la semana), me pone las pilas.

A ver que os parece:

La verdad es que a esta canción llegué a través de una serie de la que ya os he hablado en más de una ocasión: Raising Hope, pero no consigo rescatar la escena en la que la abuela baila la melodía en cuestión. No tiene desperdicio ¡lo juro!

Os cejo de todas formas el vídeo promocional de la serie ¡Espero que os guste!

¡Muack!


Por petición de Aludido hoy tenemos música que parece ser que gusta más que El cangrejo Alejo (pobre), aún que no salga más que en la portada. Ya me contaréis…


Los lunes como hoy, creo que la mayoría necesitamos una sobredosis de energía para poder tirar “palante”, qué son muchas cosas las que hay que afrontar y no siempre el viento sopla a nuestro favor.

Por eso, he elegido una canción de las que a mi me ponen las pilas y que es casi un estribillo en mi vida.

¡Atención! Nada que ver con mis anteriores recomendaciones musicales.

Sube el sonido y concédete tres minutos para recargar energía.


¿Qué os parece si empezamos el día con mucha energía y buen rollo?

A mi este chico es que me cae bien, pero encima, desprende unas buenas vibraciones… Así qué espero que os lleguen. ¡Feliz lunes!



¡Feliz lunes!

Copas de champang brindando

Cómo aún tengo que expiar algunas culpas por mi post protestón del pasado viernes -no es mi estilo, pero es que, cuando a una le tocan la moral, le tocan la moral-, voy a comenzar hoy la semana compartiendo con vosotros una canción muuuuy especial.

Ésta ya os digo yo que no la conocéis. No es comercial. No está a la venta. No está en la lista de ninguna cadena radiofónica y seguramente no será el estilo musical de muchos de vosotros.

Compromiso

Es mi canción. Y no es que me guste mucho -qué sí, por supuesto- ni sea la protagonista de un momento chupilerendi de mi vida, sino que está hecha para mi. Qué la protagonista soy yo y hoy me apetece presumir de ello.

Autor: Sr. Aludido

¿Qué os parece?