Posts etiquetados ‘Premios’


Vivía yo en mi mundo 1.0 con las prisas habituales de este entorno, cuando un aviso del móvil me despertó y me trasladó al 2.0. Tenía un comentario nuevo en el blog. ¿En el blog? Y en ese momento la conciencia me reconcomía por a desidia y el abandono al que tenía relegado al pobre blog.

Para mi sorpresa, no sólo tenía un comentario, sino que además se trataba de un Me gusta de un fiel amigo de esta ciberaventura y el comunicado de que me había otorgado un premio -bueno, a mí no, al blog- ¿Un premio? ¡Un tirón de orejas es lo que merezco! Por dejada. ¿Que este abandono puede avergonzar a toda una estirpe de cibercangrejos. 

La verdad es que no hay una excusa, un motivo o una explicación a esta dejadez más allá de la que nos afecta a todos los mortales -e incluso inmortales- de esta sociedad: los días puede ser que sigan teniendo 24 horas, pero a mí no me va a convencer nadie de que las horas continúan teniendo 60 minutos como los de antes. Aquí ha pasado igual que con el dinero: que sí, que se supone que te pagan 1.000 euros (al que se los paguen), pero estos no están compuestos por los mismos céntimos que antes. O sino, no hay forma de explicar por qué cunden tan poco. 

Y tras este discursito al más puro estilo de “La inmortalidad del cangrejo”, es decir dándole vueltas a un tema sin poder aportar gran cosa, he de dar las gracias a Gorjol, no sólo por su premio, que me ha hecho una ilusión inmensa, sino también por hacerme despertar de este letargo existencial y recordarme los buenos momentos que me ha dado siempre esta evasión que supone el blog

Aprovecho también para dar las gracias a -jolín, empiezo a parecer una celebrity recogiendo un Óscar- Chari y a Helen por premios que me dieron anteriormente -hace tanto que ni se acordarán- y que yo le agradecí respondiendo a sus comentarios, pero que aún no había tenido da decencia de colgar en mi “salón”.  

Y ahora, ante los cuatro que quedéis aún pendientes de esta singular cangreja, me comprometo firmemente a ser más constante el el blog y suficientemente agradecida, que ya se sabe lo  que dice el refrán (todo esto leído con voz de pregonero medieval, para que parezca algo más serio).

Besotes para todos y gracias por seguir ahí.

¡Muack!

blog33

one lovely blog awardversatile-bloggerpremio-liebster


Logotipo de Best Blog Adward¡Olé, olé y olé!
¡¿Pues no van y me dan un premio?! ¡¡A mí!! ¡A esta humilde divagadora que por no tener no tiene ni un tema central para su blog y que lo único que hace es reflexionar por escrito y desde la ironía –en la mayoría de las ocasiones, que a veces también me pongo cansina- de ésta nuestra realidad…

Pues tan contenta, oiga, para que nos vamos a engañar.

Evidentemente no es el Planeta, el Pulitzer, ni nada por el estilo. Es algo como más de corazón. Con menos politiqueo e intereses ocultos de por medio: el Best Blog Adward.

Y me lo ha concedido mi amigo 2.0 Benjamín Recacha. Sí, es de esos amigos que no has visto en tu vida y posiblemente nunca veas en persona -oye, que si coincidimos, yo encantada, que parece un chico majo-. Qué realmente sabes de su existencia desde hace un par de meses, pero con cuyos mensajes conectas desde el minuto cero porque al leer su blog La Recacha, te da la impresión de que está leyendo tus pensamientos. Sí, son tus pensamientos pero con una voz clara y contundente. Tan clara y contundente que te asusta, porque hay veces que ni tú misma te atreverías a reconocerlo.

¡Gracias!

Lo primero de todo es agradecer –lo hacen en los Óscar, no lo voy a dejar de hacer yo- a Benjamín que me siga, que me lea y que me considere así de bien.

Es cierto que soy tan novata en el tema que aun me da “nosequé” considerarme bloggera. Qué me suena raro, como a ciberpandillera, no sé. ¡Si es que parece hasta demasiado moderno para mí!

Pero también es cierto que esto de los blogs engancha, seduce e incluso provoca adicción ¡y quién me lo iba a decir a mí, con lo periodista que yo soy!

Las reglas del juego

Bueno, vayamos a los compromisos que conllevan este premio. Como virgen que soy en este tema, he buscado las normas y el significado del Best Blog Adward y he encontrado varias versiones diferentes así que, si hay algo que no hago como se debe “ustedes me disculpen” y de paso “me lo digan” y así aprenderemos todos.

Hasta donde he podido ver, se trata de contestar a unas preguntas –de las que he visto varios modelos, así que voy a coger las que mejor me parezcan, con un par-, comentar once cosas sobre mí y recomendar otros tantos blogs con menos de 200 seguidores, a los que seguir y notificar además su premio.

Pues bien, la idea me parece genial. Me da la sensación de que es algo bastante parecido a asistir a una fiesta en la que sólo conoces a una persona y te suenan un par de ellas más. Pero en la que todos estáis en las mismas circunstancias así que asistís muy receptivos a conocer nueva gente y ver lo mejor de cada uno. Y a mí, que me gusta un montón eso de ir de fiesta y lo celebro casi todo, pues solo puedo decir:

 “Gracias Benjamín por invitarme y hola a todos los asistentes. Encanta da de conocerles”

Las preguntas

Esto de autoentrevistarme me resulta raro. Pero si hay que hacerlo, se hace. 

– ¡Qué te gusta cocinar: postres o platos de cuchara?

Mal empezamos. Ya estamos dando por hecho que me gusta cocinar… Venga, puestos a elegir, postres, porque con lo golosa que soy… Aunque lo que realmente me gusta es preparar grandes desayunos para los míos. Con batidos de frutas, tostadas, cruasán (sí, también se puede escribir así, ni te molestes en buscarlo) plancha… a poder ser en el jardín y con una sobremesa que se alargue hasta la hora del aperitivo. Placentero es, pero me temo que no es cocinar ¿no? Bueno, tendrá que valer. 

– ¿Qué es lo más importante para ti en una persona: la personalidad o el físico?

– La personalidad, claro está. (Me gustaría ver quién es el guapo que dice que el físico 😉 )

– ¿Cuándo empezaste con el blog?

– Hace menos de dos meses… Ya ves tú que trayectoria. Pero estoy muy ilusionada y me he propuesto romper las estadísticas e ir mucho más allá de los 12 meses de vida que se les suele dar. ¿Me ayudas, por favor?

– ¿Quién fue la persona que te inspiro para empezar en este mundo?

– Pues mira, la verdad es que, desde hace mucho tiempo es como un eco que me persigue (por no decir una mosca cojonera): ¿Por qué no haces un blog? ¿Por qué no haces un blog? Como si de cortarse el pelo se tratase… Pero el alma con el que lo escribo parte de mi amiga Carolina (aunque ella se entere cuando o lea. Por qué lo leerá ¿no?).

Y en cuanto al formato blog, no le voy a quitar el mérito Almudena Fernández de La maleta de Mumu y tantos otros bloggers que voy conociendo cada día. No sería justo.

– ¿Sueles seguir muchos blogs o te llegan los seguidores por otras personas que te han conocido?

– Pues es ahora cuando estoy empezando a engancharme, para que engañarnos. Pero no os preocupéis que yo soy muy de adicciones lectoooooooras, no os penséis otra cosa. O si queréis pensarlo…

– ¿Qué te gusta más: cocinar o que te cocinen?

– ¡Que me cocinen, sin duda! Entre mis virtudes no está la paciencia y ni entre mis vicios la gula, y creo que ambas cosas son necesarias para poder ser un gran chef –o pretenderlo-. ¡Qué nadie se ofenda, por Dios!

– ¿Comes en casa o en el trabajo?

– Jolín, como me gustaría decir que en el trabajo. Esta pregunta me imagino que es precrisis ¿no?

– ¿Sueles hacer recetas de verduras?

– Y dale con la cocina… Soy vegetariana así que… aunque bastante crudívora, para que engañarnos. Según mi madre –ya sabéis como son las madres- es pura vaguería, pero yo os juro que me sientan mejor y me gustan más los guisante, las espinacas y las zanahorias crudas que cocinados.

– ¿Cuál es tu mejor receta?

– Hago unos batidos de frutas y ensaladas estupendas pero tampoco hay que perder de vista mi empanada ni mis torrijas. Ahí, queda eso, que ya está bien de tanta modestia.

– ¿Qué le pides a una persona para que sea tu amiga?

– Que esté, sin más. Qué en estos tiempos que corren, no hay créditos más altos ni intereses peores que los de aquellos que parecen prestarte su amistad.

 

Cartel de la película Benny&Joon

– ¿Cuál es la mejor película que has visto?

– Ummmm… que difícil. Una que me resulta entrañable pero que no conoce ni el tato es Benny&Joon El amor de los inocentes, protagonizada por Johnny Depp. Ya me imagino que no se lleva ese tipo de cine y no es la mejor de la historia, pero os la recomiendo de corazón.

Las once cosas sobre mí

– Soy muy constante e incluso cabezona con aquellas cosas que me entusiasman.

– Me entusiasmo con poca cosa. Así me doy las tortas que me doy.

Dialogo hasta dejar exhausto al contrario (victoria por agotamiento mental, que se llaman).

– Me muero por un zumo de naranja natural casi a cualquier hora del día.

– El mar me da vida… debe ser parte de mi yo cangrejo.

– Evidentemente no me llamo Ikram.

– Me parece una gilipollez eso de “soy amiga de mis amigos” y baja de poca estatura ¿no?

– La duda es mi estado constante.

– Si aprovechase el insomnio para escribir esto no lo aguantaba ni mi madre.

– Me encanta remolonear en la cama.

– Una psicóloga me “prohibió” la ironía, porque según ella parte de algo negativo, pero es el humor que mejor entiendo.

Mis nominados a “Best Blog Award”

¡Jolín, que difícil!

La Recacha Por su sinceridad y claridad. No me he arrepentido, ni mucho menos, es que me han dicho que no puedo nominar al que me nomina, así que corrijo y aprovecho para recomendar El blog de Amaya, toda una lección de como se deben hacer las cosas.
Padres Frikerizos Porque me lo paso pipa. 
La Reina bruja Una madre desde dentro. 
La madridmorena Madrid desde un punto de vista diferente. 
La Maleta de Mumu Si te gustan los viajes…
Foodmorning Venga, uno de recetas sencillas o al menos bien explicadas. 
Los tacones de Olivia De todo un poco con mucho humor. 
Colorea Madrid Madrid con niños y sin pagar ¿se puede pedir más? 
Madres estresadas Es genial, senciallamente. Humana y siempre con la sonrisa puesta. 
The Dressroom in Madrid A la moda con una de las casas más innovadoras del Barrio de Salamanca. 
La novia de papá Ser madrastra no es fácil 😉

Y eso es todo, amigos. ¡Gracias y hasta más ver!

¡¡Muack!!